Los EE.UU. intentan que China pierda protagonismo en África

Oficialmente la gira de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, por África tiene como objetivo visitar territorios con conflictos, analizar el peligro del terrorismo y el desarrollo democrático, pero en el trasfondo de este viaje figura la creciente preocupación de los EE UU por la progresiva influencia de China en el continente.

Aunque Clinton no mencionó »China» en ningún momento, sus palabras desataron indignación en Beijing. Ya al inicio de esta gira de once días por África, la funcionaria aconsejó en Senegal a los africanos que busquen socios fiables en »países responsables».
Washington, dijo, aboga por la democracia y los Derechos Humanos »aun cuando sería más sencillo y provechoso mirar hacia otro lado.» Para otros países –continuó– África es »una fuente inagotable de recursos».

La reacción no se hizo esperar: la agencia estatal de noticias china habló de los »ataques baratos de Clinton». Y un analista comentó: »O Clinton ignora los hechos o quiere pasarlos por alto.» Además criticó la »agenda secreta de Clinton», y aseguró que el objetivo del viaje era »abrir una brecha entre China y África, de la que los americanos sacaban provecho, desacreditando a China y limitando su influencia». Señaló además que »amistad» y el »respeto mutuo» marcaron las relaciones sino-africanas. China ayuda a África de forma constante con la construcción de infraestructuras. Recientemente

LEÉR MÁS  Seúl profundiza medidas restrictivas por el fuerte avance del coronavirus

Beijing anunció nuevos créditos por un monto de 20 mil millones de dólares para África. China sustituyo a los EE UU como el principal socio económico del continente negro. El volumen comercial entre África y China aumentó de forma considerable hasta los 166 mil millones de dólares.

Desde hace tiempo Washington sigue con intranquilidad la creciente influencia de Beijing. »China se está convirtiendo en una competencia muy agresiva y peligrosa para la que no hay límites morales», escribió en 2010 el responsable de África en el Departamento de Estado, Johnnie Carson, según se supo tras una filtración de WikiLeks.

También las organizaciones de Derechos Humanos acusan a Beijing de ser poco selectiva en la selección de socios. Entre estos figura Zimbawe o Sudán, países que a nivel internacional están aislados. Y a este punto también aludió Clinton, aunque ese tema no estaba en la agenda oficial. No obstante, el continente preocupa cada vez más a los Estados Unidos. A la creciente influencia de extremistas islámicos en Nigeria y Mali, se suman a la agenda de Clinton los focos de conflictos en Somalia y República Democrática del Congo, la tensa situación interna en numerosos países como Kenia o Costa de Marfil.

Con este viaje, la jefa de la diplomacia estadounidense pretende mostrar que su país se toma en serio el continente. Para muchos fue decepcionante que el primer presidente negro de los EE UU, cuyo padre procede de África, tan sólo haya visitado una única vez un país del África subsahariana, Ghana. Pero entre bambalinas, la fortaleza de los EE UU en África se reforzó. Además de las bases aéreas estadounidenses en Burkina Faso, Uganda, Etiopía, Yibuti, Kenia y las Seichelles, también se formó a una red de expertos militares y agentes. Militares estadounidenses ayudan a Uganda en la búsqueda de rebeldes del Ejército de Resistencia del Señor (»Lord’s Resistance Army»). En Somalia y otros escenarios de combates, los aviones no tripulados y la alta tecnología de rastreo estadounidense emplea contra los extremistas.

LEÉR MÁS  Suecia vacunará primero a los ancianos de los geriátricos y a su personal

El viaje de Clinton muestra el creciente reconocimiento del gobierno de Obama de que África se ha convertido en un importante actor global», subrayó el director del instituto político ISS, Jakkie Cilliers, en el sudafricano Mail & Guardian. Al menos en el este de África Clinton obtuvo avances positivos: la reconciliación entre Sudán y Sudán del Sur, la estabilización de Somalia, la celebración de elecciones pacíficas en Kenia. Y al final del viaje también se esperan buenos resultados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here