Libia: muere el embajador de EE.UU. en un ataque durante una protesta

El embajador estadounidense en Libia y otros tres norteamericanos murieron el martes a la noche cuando islamistas armados atacaron e incendiaron el consulado de Estados Unidos en Bengazi en aparente protesta por una película norteamericana que critica a Mahoma, informaron este miércoles autoridades.

Chris Stevens, de 52 años, murió luego de haberse dirigido al consulado con un grupo de empleados de su embajada para tratar de evacuar a personal del edificio mientras cientos de hombres armados los atacaban a tiros, algunos de ellos disparando cohetes y lanzando granadas, dijeron funcionarios estadounidenses y libios.

Stevens, un diplomático de carrera, fue el primer embajador estadounidense desde 1979 en ser asesinado mientras ejercía sus funciones, según el Departamento de Estado.

Luego del ataque, el consulado en Bengazi quedó casi totalmente quemado y saqueado.

En Washington, el presidente estadounidense, Barack Obama, condenó los asesinatos, que cayeron como una bomba en el medio de su campaña a la reelección, y prometió llevar ante la Justicia a los culpables.

En Trípoli, su par libio también deploró el ataque »cobarde», que reflejó el caos que vive Libia desde el derrocamiento de Muammar Kaddafi en una revuelta apoyada por Estados Unidos y encabezada por islamistas como los que el martes atacaron el consulado en Bengazi.

Fuentes médicas dijeron que Stevens fue llevado agonizante a un hospital de Bengazi por un grupo de libios, que murió por asfixia por inhalación de humo poco después de su ingreso y que nadie en el establecimiento sabía de quién se trataba, informó la cadena CNN.

Horas antes del ataque en Bengazi, cientos de islamistas egipcios treparon los muros de la embajada norteamericana en El Cairo y arrancaron una bandera en protesta por una película hecha en Estados Unidos que ataca duramente a Mahoma, calificándolo de fraude y mostrándolo como un mujeriego, un demente y un asesino.

En Libia, autoridades y testigos dijeron que los agresores afirmaron que también protestaban por la película, aunque el gran despliegue de armamentos, la agresividad y otros elementos podrían indicar que la película sirvió de excusa para lanzar una acción más planeada y elaborada de antemano, según analistas.

LEÉR MÁS  El Reino Unido se acerca a las 50.000 muertes por coronavirus

Ambos ataques -los primeros a legaciones estadounidenses en los dos países del norte de África- evidenciaron la inseguridad que reina en Egipto y Libia luego de las recientes revoluciones contra Kaddafi y el ex presidente egipcio Hosni Mubarak, que se siguieron de una desintegración de buena parte del aparato de seguridad.

En una declaración en la Casa Blanca, el presidente Obama dijo que condenaba en los términos más fuertes posibles el atroz e impactante» ataque en Libia.

»No lo duden, trabajaremos con el gobierno libio para llevar ante la Justicia a los asesinos que atacaron a nuestra gente», señaló el mandatario demócrata, que busca su reelección en los comicios del 6 de noviembre, citado por CNN.

»Rechazamos los esfuerzos de denigrar las creencias religiosas de otras personas, pero no hay justificación en absoluto para este tipo de violencia sin sentido, ninguna», añadió.

Obama habló horas después de que su rival electoral republicano, Mitt Romney, condenara los ataques en Egipto y Libia, y criticara la respuesta inicial del gobierno demócrata, pero el mandatario abandonó el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca sin querer responder a los periodistas sobre los dichos de su oponente.

Las críticas de Romney, contenidas en un comunicado emitido el martes por la noche, al parecer estuvieron dirigidas a un primer comunicado de la embajada estadounidense en El Cairo en el que condenaba la protesta pero también los intentos de »ofender a creyentes de todas las religiones», en aparente alusión a la película.

»Es lamentable que la primera respuesta de la administración Obama no fuera condenar los ataques a nuestras misiones diplomáticas, sino simpatizar con quienes cometieron los ataques», señaló Romney en su comunicado, pese a que la embajada sí había deplorado la acción.

En respuesta a Romney, el vocero de campaña de Obama, Ben LaBolt, dijo este miércoles en un e-mail que su equipo se sentía »impactado de que, en un momento en que Estados Unidos está afrontando la muerte trágica de uno de nuestros diplomáticos en Libia, Romney elija lanzar un ataque político».

LEÉR MÁS  EEUU: Manifestantes desafiaron el toque de queda y mantienen la protesta contra la violencia racista

Más tarde, luego de que hablara Obama en la Casa Blanca, Romney dio una conferencia de prensa en la que reafirmó sus críticas.

»Creo que es un terrible camino para Estados Unidos pedir perdón por nuestros valores. (…) La respuesta primera de Estados Unidos debe ser indignación por la violación de la soberanía de nuestra nación», señaló ante periodistas en Jacksonville, Florida.

»El presidente es responsable no sólo de las palabras que salen de su boca sino también de las palabras de sus embajadores, su administración, de sus embajadas, de su Departamento de Estado. Claramente envían mensajes confusos al mundo», añadió Romney.

El Departamento de Estado identificó a otro de los estadounidenses muertos como Sean Smith, un funcionario del servicio extranjero de manejo de información, y dijo que demoraría la difusión de las identidades de las otras dos víctimas fatales hasta informar a sus parientes.

En Trípoli, el presidente interino libio, Mohamed el-Megarif, condenó el ataque en la ciudad oriental, que además causó la muerte a varios guardias libios, según dijeron fuentes de seguridad locales.

»Extendemos nuestra disculpa a Estados Unidos, al pueblo estadounidense y al mundo entero», declaró el mandatario, que prometió capturar y enjuiciar a los responsables.

La polémica película sobre Mahoma fue escrita, dirigida y producida por un estadounidense-israelí llamado Sam Bacile, según informaron el martes medios norteamericanos.

Entrevistado por teléfono por las cadenas de TV, Bacile, quien reside en Estados Unidos, dijo que la película busca llamar la atención sobre la »opresión» que sufren los coptos de parte de los musulmanes en Egipto.

Extractos del polémico film, que todavía no se difundió públicamente, fueron subidos días atrás al sitio YouTube.

En el video se dice que Mahoma es un fraude y se lo muestra teniendo relaciones sexuales y llamando a cometer masacres. Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here