Las potencias evalúan una respuesta militar por el supuesto ataque con armas químicas en Siria

Obama, que ayer se reunió con sus asesores de Seguridad Nacional para continuar analizando las denuncias del supuesto ataque con armas químicas en Damasco por parte del gobierno, según denunció la oposición, dialogó con el primer ministro británico, David Cameron, informó Downing Street en un comunicado divulgado hoy.

Los mandatarios, que mantuvieron anoche una conversación telefónica de unos 40 minutos, ordenaron que »se examinen todas las opciones» sobre Siria.

Obama y Cameron dialogaron luego de que organizaciones humanitarias denunciaran ayer la muerte de centenares de personas en un supuesto ataque químico ocurrido el pasado miércoles en los suburbios de Guta Oriental y Occidental, en las afueras de Damasco.

Según Médicos Sin Fronteras, desde el miércoles al menos 355 personas han muerto a causa de la utilización de »neurotóxicos».

»Ambos están gravemente preocupados por el ataque ocurrido en Damasco el miércoles y las señales crecientes de que se trató de un ataque con armamento químico perpetrado por el régimen sirio contra su propia gente», dijo un portavoz del Ejecutivo británico, citado por la agencia de noticias EFE.

Las autoridades sirias desmintieron su implicancia en el ataque y aseguraron que la oposición utiliza este tipo de armas.

En ese sentido, el »premier» británico y el presidente de Estados Unidos estuvieron de acuerdo también durante su charla en que »es vital que el mundo mantenga la prohibición sobre el empleo de armas químicas y disuada de nuevas atrocidades».

LEÉR MÁS  Por decreto de la autoproclamada, policías y militares tienen "licencia para matar"

El Consejo de Seguridad de la ONU pidió un »acceso inmediato de los inspectores de la ONU a las áreas de Damasco», según el comunicado de Downing Street, que agregó que »el hecho de que el presidente Asad no haya cooperado con la ONU sugiere que el régimen tiene algo que esconder».

Sin embargo, el gobierno de Siria autorizó hoy a la misión de la ONU a visitar la zona del supuesto ataque químico, una decisión que confirmaron fuentes sirias y de Naciones Unidas.

También el presidente de Francia, François Hollande, dijo hoy que hay »pruebas» que sugieren que el ataque perpetrado la semana pasada »es de naturaleza química» y advirtió de que »todo apunta» al gobierno de Bashar al Assad como responsable.

Hollande mantuvo hoy una conversación telefónica con Cameron, en la que los mandatarios opinaron que un ataque químico en Siria de la escala denunciada exige una »respuesta firme» por parte de la comunidad internacional, informó un portavoz del Gobierno de Londres.

»Este crimen no debe esconderse bajo la alfombra», resaltó Downing Street, residencia y despacho oficial del »premier» británico.

En este contexto, Rusia hizo hoy un llamamiento a la »cordura» y a evitar »errores trágicos» a quienes hablan de una posible intervención militar en Siria y pretenden predisponer en su favor a los expertos de la ONU que investigarán el supuesto ataque de armas químicas en las afueras de Damasco.

»Instamos nuevamente a aquellos que hablan de la posibilidad de una acción de fuerza contra Siria con el propósito de imponer a los expertos de la ONU unos resultados de la investigación a manifestar cordura y evitar errores trágicos», afirmó el portavoz de la diplomacia rusa, Alexandr Lukashévich.

LEÉR MÁS  Inteligencia del Estado para espiar la protesta en Chile

»La política ante las diversas crisis debe basarse en el derecho internacional y en hechos demostrados, y no en el acomodo de suposiciones y conjeturas a proyectos geopolíticos unilaterales», agregó el diplomático en un comunicado divulgado a través de la web de su ministerio.

La diplomacia rusa salió a la palestra horas después de que Siria autorizó a la ONU a visitar la zona de Guta Oriental, a las afueras de Damasco, donde el miércoles se produjo un supuesto ataque con armas químicas.

En ese sentido, Lukashévich subrayó que Rusia saluda la decisión de gobierno sirio, que ha acusado a los rebeldes, y atribuyó parte del mérito a su gobierno al indicar que »ha sido producto de nuestro estrecho trabajo con Damasco».

Todo esto »abre la posibilidad de que se lleve a cabo una investigación minuciosa, imparcial y objetiva de todas las circunstancias de lo ocurrido en las afueras de Damasco», añadió.

Asimismo, el portavoz ruso dijo que es muy importante que la oposición armada siria, que controla parte de Guta Oriental, permita las condiciones necesarias de seguridad para que la misión de la ONU pueda realizar su labor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here