Las potencias celebraron el acuedo con Irán, pero Israel lo rechaza

El primero en expresar su satisfacción fue el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien aseguró que se trata de un »gran acuerdo» que »hace al mundo más seguro» ya que la suspensión de seis meses garantizará que las actividades nucleares de Irán sean »completa y exclusivamente para fines pacíficos».

»Por primera vez en casi una década, hemos frenado el avance del programa nuclear iraní, y las partes clave del programa se verán aplacadas», celebró el mandatario en una declaración desde la Casa Blanca, informó la agencia de noticias EFE.

Por su parte, el líder supremo de la República Islámica de Irán, ayatollah Ali Jamenei felicitó al presidente Hasan Rohani y dio luz verde para continuar la negociación con las potencias mundiales.

Rohani, quien también recibió elogios del Parlamento de su país, calificó de »éxito nuclear» al acuerdo sellado en Suiza y adelantó que »están preparados para cooperar con el mundo para eliminar por completo todas las dudas y ambigüedades existentes».

»El logro central del acuerdo -concluyó Rohani- es que los derechos a enriquecer en suelo iraní han sido reconocidos por las naciones».

La nota discordante de la jornada la dio el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, quien mostró su más enérgico rechazo y describió el pacto como »un error histórico».

»Hoy el mundo se convirtió en un lugar mucho más peligroso», dijo Netanyahu al comenzar la reunión semanal con su Consejo de Ministros en el único país de Medio Oriente que, según el consenso mundial, posee armas nucleares.

En la misma línea, el canciller israelí y hombre de extrema derecha, Avigor Lieberman, advirtió que la consecuencia del acuerdo será el comienzo de »una carrera armamentista» en la región.

»Hay que entender que éste es el logro diplomático más grande de Irán en los últimos años. Está claro que el acuerdo reconoce el derecho de los iraníes a seguir enriqueciendo uranio. En resumen, obtuvo un premio», dijo Lieberman.

LEÉR MÁS  Francia seguirá aumentando el gasto público en 2021 para recuperar la economía

A través de un comunicado, la Cancillería en Moscú sostuvo que el acuerdo nuclear con Irán representa una »ganancia para todos» y celebró que aunque »fue un largo y complejo trabajo, a fin de cuentas prevaleció el sentido común».

Además, la Cancillería rusa reivindicó el acuerdo como un precedente importante en la región para »superar la peligrosa tendencia de los últimos años, cuando se intentó resolver por la fuerza situaciones conflictivas y de crisis en Oriente Medio».

En Europa también reinó la satisfacción y el optimismo.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, calificó al acuerdo como un »paso decisivo para la seguridad global y la estabilidad», en tanto que el mandatario de Francia y una de las voces más duras contra Irán, Francois Hollande, aseguró que se trata de un »paso importante en la dirección correcta».

Por su parte, el canciller británico, William Hague, señaló que el acuerdo »demuestra que es posible trabajar con Irán» y agregó en su cuenta de Twitter que ahora comienza »el difícil trabajo de aplicar y desarrollar el acuerdo».

»El acuerdo con Irán es bueno para el mundo entero, incluidos los países de Oriente Medio y los propios habitantes de Irán», concluyó el funcionario británico.

De las potencias que negociaron de forma ininturrumpida desde el miércoles hasta ayer a la medianoche, el gobierno chino fue el único que hoy no hizo declaraciones públicas.

EL ACUERDO

Irán aceptó diluir todas sus reservas de uranio enriquecido al 20% y suspender el enriquecimiento de uranio superior al 5%, lo que garantizaría que la República Islámica no podrá avanzar en un supuesto programa nuclear militar, ya que un arma nuclear requiere uranio enriquecido a más del 90%.

LEÉR MÁS  TikTok obtuvo una prórroga y podrá seguir operando en EEUU temporalmente

Además, Teherán se comprometió a no poner en funcionamiento nuevas centrifugadoras, las máquinas que le permiten convertir su uranio concentrado en combustible nuclear. No obstante, podrá mantener funcionando sus dos actuales instalaciones, informó la agencia de noticias EFE.

A cambio, el texto acordado en Ginebra compromete a las potencias a no imponer nuevas sanciones a Irán, permitir la venta de crudo a los clientes actuales al nivel actual y repatria más de 4.000 millones de dólares obtenidos de la venta de petróleo que actualmente están congelados en cuentas extranjeras.

También se levantan las sanciones sobre las exportaciones de productos petroquímicos, oro, metales preciosos y la industria automovilística, y se permite la importación de repuestos de aviación.

Por último, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad -Estados Unidos, China, Rusia, Francia y Reino Unido- y Alemania abrirán un »canal humanitario» para la entrada de alimentos, productos agrícolas, medicinas, equipos médicos y para el pago de estudios en el extranjero.

Estos cambios darán sin duda un respiro a la deteriorada economía del país persa, que sufre una inflación del 40%, un desempleo superior al 20% y tiene al sector privado funcionando a la mitad de su potencial.

El texto firmado en Ginebra aspira a crear un clima de confianza durante los próximos meses que permita continuar negociando hasta sellar un acuerdo final, que termine con las sospechas de las potencias sobre el programa nuclear iraní y garantice la reinserción de Teherán al sistema financiero y económico mundial.

telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here