La televisión pública griega transmite desde un estudio privado y es acusada de »pirata»

Periodistas de la radio y TV pública griega protagonizaron hoy un paro de cinco horas para protestar contra una orden gubernamental de emitir »provisionalmente» programas de urgencia desde un estudio privado y sin contar con los trabajadores del ente cerrado el 11 de junio pasado.

Desde hoy temprano, los tres canales de la cerrada Radio y TV griega (ERT) emiten una imagen fija con el logo Televisión Pública Griega (EDT) y transmiten música clásica, películas y documentales, informó la agencia de noticias EFE.

Según explicó el viceministro encargado de la Radiotelevisión Pública, Pantelis Kapsis, EDT será una emisión »provisional» hasta que se cree la nueva radiotelevisión pública (NERIT), que funcionará »sólo con parte del personal» de ERT.

El viceministro admitió que »suena muy mal» que la EDT tenga que ser emitida desde un estudio perteneciente a una cadena privada, pero culpó de este hecho a los trabajadores de ERT, que mantienen ocupados los estudios del ente público.

La señal de EDT es transmitida además con ayuda de la plataforma digital Digea, propiedad de las 6 mayores televisiones privadas del país, y la compañía de telefonía OTE, propiedad de la alemana Deutsche Telekom.
EMISIÓN PIRATA

Los huelguistas consideran que la acción del gobierno, calificada por ellos como »emisión pirata», es inconstitucional ya que sólo son legales las emisiones desde los estudios de la antigua ERT, como se llamaba antes el ente antes de ser cerrada, afirma un comunicado la asociación de periodistas del país POESY.

El gobierno de Antonis Samaras cerró sopresivamente ERT a mediados de junio en el marco de su política de recortes ordenados por »la troika», integrada por la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La sorpresiva medida del gobierno derivó en protestas en todo el país y desde entonces los cerca de 2.700 trabajadores mantienen ocupado el edificio de la televisión en Agia Paraskevi, a las afueras de Atenas, desde donde envían programas de protesta por Internet.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here