La OMS desaconseja el uso de hidroxicloroquina y advierte que puede aumentar «el riesgo de efectos adversos»

Un grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) desaconsejó “fuertemente” el uso de la hidroxicloroquina para prevenir casos de coronavirus y advirtió que puede aumentar «el riesgo de efectos adversos». Al inicio de la pandemia, el fármaco era promocionado como una solución casi milagrosa y el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fue de sus principales defensores y llegó a asegurar que él mismo era la «prueba viva» de la eficacia de la hidroxicloroquina como tratamiento contra la covid-19.

Según un informe elaborado por expertos internacionales del Grupo de Desarrollo de Directrices de la OMS y publicado este martes en British Medical Journal (BMJ), la hidroxicloroquina «no tuvo un efecto significativo sobre la muerte y el ingreso en el hospital» en las pruebas realizadas y además se estima que «probablemente aumenta el riesgo de efectos adversos».

Por esta razón, los científicos aseguran que el fármaco ha dejado de ser «una prioridad de investigación» y los recursos deberían centrarse en otros más prometedores para prevenir la enfermedad. Asimismo, para evitar efectos adversos, desaconsejaron el uso de hidroxicloroquina.

LEÉR MÁS  Heladas generales y frío, el pronóstico para este jueves en Mendoza

La «firme recomendación» emitida por los expertos se basa en «pruebas de alta certeza» procedentes de seis ensayos controlados aleatorios con más de 6.000 participantes, con y sin exposición conocida a una persona infectada por el SARS-CoV-2.

Esta directriz se aplica a todos los individuos que no tienen coronavirus, independientemente de su exposición a una persona con infección por la enfermedad.

Esta recomendación es la primera “directriz viva” que desarrolló la OMS sobre los medicamentos que pueden ser utilizados para prevenir la covid-19. El objetivo es proporcionar “una orientación fiable” sobre la gestión de la enfermedad y ayudar a los médicos en el tratamiento de sus pacientes.

LEÉR MÁS  Kulfas adelantó que el nuevo programa de inserción laboral beneficiará a 50.000 jóvenes

El BMJ explica que las directrices vivas son útiles en áreas de investigación que evolucionan rápidamente -como ha sucedido el último año con la pandemia- porque permiten que los investigadores actualicen los resúmenes de evidencia previamente examinados y revisados por otros científicos.

El uso de la hidroxicloroquina fue propuesto al inicio de la pandemia para tratar a pacientes de coronavirus, pero el pasado junio la OMS anunció el fin definitivo de los ensayos clínicos, tras demostrar en varias investigaciones que no reducía la mortalidad. Ahora desaconseja también su uso para prevenirla.

Entre los principales defensores de la hidroxicloroquina se encontraba Bolsonaro, quien además de asegurar que consumía el fármaco, llegó a enviar 400.000 comprimidos al estado de Pará.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here