La Comisión Interamericana de Derechos Humanos llega a Bolivia para testimoniar las violaciones a principios mínimos humanitarios

Al menos tres personas murieron y otras 22 resultaron heridas en la localidad de San Antonio de Senkata, en El Alto, durante una represión coordinada entre la Fuerzas Militares y la Policía para levantar un bloqueo sobre una planta de abastecimiento de combustible. «Denuncio ante el mundo que el gobierno de facto al estilo de dictaduras militares nuevamente mata a mis hermanos de El Alto», escribió el presidente depuesto Evo Morales en sus redes.

Los manifestantes denunciaron la ausencia de medios de comunicación y de asistencia sanitaria durante la represión que, según algunas fuentes, ya habría provocado 8 muertes en total en una sola jornada. Antes de que se difundieran los videos de los asesinatos, el ministro de facto de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, había sostenido: «Excepto el uso de gases, pedimos que se evite la agresión».

LEÉR MÁS  DEFINICIONES DE ALBERTO FERNÁNDEZ EN SU PRIMER DISCURSO COMO PRESIDENTE ANTE LA ASAMBLEA LEGISLATIVA

Tras la represión comenzaron a difundirse, a través de las redes sociales, videos y fotos en las que se ve a los uniformados disparar de manera indiscriminada a la altura de la cabeza de los manifestantes.

«Estaba colaborando con un herido y oí los disparos. El compañero murió en mis manos por un tiro de bala que se alojaba en el corazón. Le pido a médicos, enfermeras, a la Cruz Roja que vengan a ayudar», imploró un médico voluntario que asistía a las víctimas.

En Senkata, a 40 kilómetros del centro de La Paz, los manifestantes bloquearon durante varias horas el ingreso a la planta de combustible que abastece a la capital boliviana, finalmente despejada a fuerza de represión.

«Pido a los militares patriotas y nacionalistas dejar de usar contra nuestros hermanos bolivianos el equipamiento que les dotamos con recursos conseguidos gracias a la lucha del pueblo. Que las FFAA no manchen su honor con la sangre del pueblo por sostener a un gobierno de facto», exigió Morales tras los acontecimientos.

LEÉR MÁS  UNA JORNADA MUY PARTICULAR por Emilio Vera Da Souza

Las nuevas víctimas fatales, que podrían llegar a las 8, se suman a las 9 provocadas por la represión ocurrida el viernes pasado en Cochabamba .

Luego de que la presidenta de facto, Jeanine Añez, firmara el sábado pasado el decreto que exculpa a las fuerzas armadas de cualquier responsabilidad durante la represión a las protestas, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos anunció una visita urgente frente a al «riesgo de impunidad para violaciones de DDHH».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here