Jair Bolsonaro: «Tengo ganas de privatizar Petrobras»

La declaración se produce en momentos en que la gestión del mandatario ultraderechista ha recibido críticas por la escalada de los precios de los combustibles.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó este jueves que tiene «ganas» de privatizar la petrolera Petrobras, la mayor empresa del país, en medio de las críticas que viene recibiendo por la fuerte suba en los precios de los combustibles. La propuesta coincide con lo anunciado en Estados Unidos por el ministro de Economía, Paulo Guedes, quien participa en reuniones con el FMI y el Banco Mundial.

«Yo ya tengo ganas de privatizar Petrobras, tengo ganas. Voy a ver con el equipo económico qué podemos hacer», aseguró el mandatario en una entrevista con la radio evangélica Novas da Paz. La declaración se produce en momentos en que el gobierno ha recibido críticas por la escalada de los precios de los combustibles, en especial los de la gasolina, que subió casi un 40 por ciento en los últimos 12 meses.

«Lo que pasa es que yo no puedo orientar mejor el precio del combustible, pero cuando aumenta, la culpa es mía. Aumenta el gas, la culpa es mía, pese a que yo suspendí el impuesto federal«, se defendió Bolsonaro. Los dichos del presidente coinciden con los del ministro de Economía, Paulo Guedes, un liberal de la escuela de Chicago que indicó que el gobierno considera vender parte de su participación de control en la petrolera estatal para financiar programas sociales a familias en condiciones de vulnerabilidad.

Guedes es el arquitecto de la estrategia de la privatización de empresas a través de la cesión de sus acciones, modelo que podría ser aplicado a Petrobras y ya fue experimentado con Electrobras. En su gira por Estados Unidos, el titular de la cartera de Economía aseguró que el programa de «privatizaciones» del gobierno sigue en pie.

El martes, durante una conferencia ofrecida en Washington, Guedes declaró haber mantenido conversaciones con inversores extranjeros a los que garantizó que el gigante sudamericano es una buena opción de negocios. «Estamos reduciendo impuestos cobrados a las empresas, reduciendo las barreras al comercio, abriendo la economía, estamos simplificando todo», aseguró el jefe de la cartera de Economía de acuerdo al diario Estadão.

La suba de los combustibles, incluso del gasoil, es uno de los factores que impulsó el alza de la inflación que en setiembre superó el diez por ciento acumulado en los últimos doce meses. Bolsonaro aseguró haber tomado medidas para frenar el incremento de los precios. «Si no hubiéramos hecho nada la inflación ya se habría triplicado, basta con ver como está el resto del mundo en materia de inflación y de desabastecimiento», comparó Bolsonaro.

Marcha atrás

En el poder desde enero de 2019, Bolsonaro se mostraba hasta el momento contrario a la privatización de Petrobras, la mayor empresa de Brasil, al considerarla «estratégica» para el país. Sin embargo, al ver que su popularidad cae en picada en medio de los elevados costos de la energía eléctrica, el gas y los combustibles, que llevaron la inflación brasileña a alcanzar los dos dígitos en septiembre, Bolsonaro ahora pretende privatizarla y dejar que a sus palabras se las lleve el viento.

Pese a ello, el presidente de ultraderecha defendió la «autonomía» de la petrolera, que es controlada por el Estado pero tiene acciones negociadas en las bolsas de San Pablo, Nueva York y Madrid, y dijo que no pretende «interferir» en la política de precios de la compañía estatal. «Petrobras tiene autonomía para ello, es una empresa de economía abierta, en la Bolsa de todo el mundo. Una interferencia aquí sería sentida allá», agregó.

En febrero de este año, Bolsonaro sustituyó al presidente de Petrobras por el general de reserva Joaquim Silva e Luna, tras criticar los incrementos en el precio del diésel. La decisión se dio en el marco de un fuerte descontento de los camioneros, uno de los sostenes electorales de Bolsonaro. Silva e Luna fue recientemente interpelado en el Congreso por el aumento de los precios de los combustibles, pero dijo que la empresa seguirá ajustándose a los niveles internacionales.

Luego de las declaraciones de Bolsonaro, las acciones de la petrolera experimentaron un alza de casi el dos por ciento. Sin embargo, los planes para privatizar la petrolera no ocurrirían pronto. El ministro Guedes señaló el mes pasado que el gobierno planea privatizar la compañía recién dentro de una década.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here