Italia ultima detalles para lanzar un pasaporte de «movilidad segura» a los turistas

El plan busca anticiparse al denominado pasaporte verde europeo que el bloque continental pondrá en práctica desde los primeros días de junio para consentir los desplazamientos dentro de los 27 miembros sin necesidad de test o cuarentenas.

El ministro de Turismo italiano, Massimo Garavaglia, dijo a Télam que Italia habilitará desde mediados de mayo un certificado para garantizar la «movilidad segura» dentro del territorio a personas ya vacunadas o recuperadas del coronavirus, como parte de un plan para revitalizar la industria del sector, que representa casi el 13% de la economía del país.

«El certificado ha sido aprobado en el Consejo de Ministros y, en la medida de lo posible, buscamos que permita una movilidad segura y el regreso de las reservas de los extranjeros en nuestro país», planteó Garavaglia en Roma.

El plan, dado a conocer por el premier Mario Draghi en las últimas horas, busca anticiparse al denominado pasaporte verde europeo que el bloque continental pondrá en práctica desde los primeros días de junio para consentir los desplazamientos dentro de los 27 miembros sin necesidad de test o cuarentenas.

«Lo primero que hay que hacer es volver a la facturación, que es el primer auxilio para el sector. Con el reinicio del turismo se ayuda sobre todo al trabajo de las mujeres, los jóvenes, y sobre todo en el sur» del país, agregó Garavaglia.

«Lo primero que hay que hacer es volver a la facturación, que es el primer auxilio para el sector. Con el reinicio del turismo se ayuda sobre todo al trabajo de las mujeres, los jóvenes, y sobre todo en el sur»

En ese marco, el ministro de la cartera creada por Draghi a mitad de febrero adelantó que habrá «otras medidas particulares a corto plazo que también se refieren a los métodos para reiniciar el empleo de la manera más sencilla y ordenada posible en un sector que por definición necesita cierta flexibilidad».

Italia, que presentó las medidas en el marco de una reunión de turismo del G20, del que tiene la presidencia, planteó en un comunicado que en 2020 hubo una caída de llegadas de turistas internacionales de un 73% a nivel mundial e impactos sin precedentes en los grupos vulnerables y pequeñas y medianas empresas.

«No tengo dudas de que el turismo volverá más fuerte que antes», planteó Draghi al lanzar el plan que describió como «una ayuda a una industria que fue tan dañada durante este cierre tan prolongado» a causa de la pandemia y las restricciones afrontadas para frenar la difusión del coronavirus.

Con 121.738 muertes por coronavirus desde el inicio de la pandemia, Italia mantiene por el momento el toque de queda nocturno a nivel nacional, de 22 a 5, y los restaurantes pueden servir en las mesas al exterior

Dentro de Italia, las 14 de las 20 regiones del país catalogadas como «zona amarilla», o de riesgo epidemiológico medio, ya permiten los desplazamientos internos y entre ellas, más allá de las revisiones semanales de los índices de contagios.

Con 121.738 muertes por coronavirus desde el inicio de la pandemia, Italia mantiene por el momento el toque de queda nocturno a nivel nacional, de 22 a 5, y los restaurantes pueden servir en las mesas al exterior.

Según las últimas disposiciones del Gobierno, la reapertura de los bares y restaurantes dentro de los locales iniciará el 1 de junio en las zonas que sean catalogadas como «amarillas».

Mientras tanto, dentro de la coalición de Gobierno, la derechista Liga de Matteo Salvini y la centrista Italia Viva (IV) del expremier Matteo Renzi intensificaron en las últimas horas sus pedidos para flexibilizar las restricciones horarias.

Hasta el momento, 6.522.822 personas completaron el ciclo de vacunación en Italia, mientras el Gobierno espera mantener un ritmo de 500.000 aplicaciones diarias hasta el verano

«Hace falta estirar los horarios de los bares y restaurantes y permitir que los restaurantes ya abran para la atención al interior», planteó en declaraciones televisivas el diputado Ettore Rosatto, de IV.

«El toque de queda nocturno es un daño a la salud», había planteado Salvini horas atrás al reclamar la eliminación de la restricción.

Hasta el momento, 6.522.822 personas completaron el ciclo de vacunación en Italia, mientras el Gobierno espera mantener un ritmo de 500.000 aplicaciones diarias hasta el verano.

A nivel económico, la pandemia provocó que la economía cayera 8.8% en 2020, golpeando especialmente al sector del comercio, incluidas actividades como la gastronomía y el alojamiento, en el que se perdieron 1,5 millones de puestos de trabajo, según la organización Confcommercio.

 


Fuente: télam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here