«Estamos concediendo libertad de acción total al ejército, al Shin Bet y a todas las fuerzas de seguridad para derrotar el terror», dijo el primer ministro Naftali Bennett y agregó que «no hay ni habrá límites para esta guerra».

El primer ministro de Israel, Naftali Bennett, otorgó este viernes «libertad de acción total» a las fuerzas de seguridad «para derrotar al terror», tras el ataque cometido el jueves por un palestino en Tel Aviv que terminó con la muerte de dos israelíes y del agresor, horas más tarde a manos de la policía, según confirmaron las autoridades.

«Estamos concediendo libertad de acción total al ejército, al Shin Bet (servicio de inteligencia interior) y a todas las fuerzas de seguridad para derrotar el terror», dijo Bennett en un discurso público en Tel Aviv.

«No hay ni habrá límites para esta guerra», agregó, de acuerdo con un reporte de la agencia de noticias AFP. El presidente palestino, Mahmud Abbas, condenó el suceso.

«Matar a civiles palestinos e israelíes solo conduce a un mayor deterioro de la situación», y va en contra de «lograr la estabilidad, sobre todo en este mes sagrado de Ramadán y las próximas festividades cristianas y judías», dijo el líder palestino, informó la agencia oficial de noticias palestina Wafa..

«Israel es el país más poderoso de la región. Nuestros enemigos lo saben (…) Las fuerzas armadas y las agencias de seguridad van a usar todas las capacidades defensivas y ofensivas necesarias para cortar de raíz esta ola de terrorismo», dijo por su parte el ministro de Defensa, Benny Gantz.

Desde el 22 de marzo, Israel ha sufrido cuatro ataques, dos de ellos llevados a cabo por árabes israelíes vinculados a la organización yihadista Estado Islámico y dos por palestinos oriundos de la ciudad de Yenín, al norte de Cisjordania, región ocupada por Israel.

Yenín es considerado un bastión de grupos armados palestinos, pero ninguna organización se atribuyó por ahora el ataque de el jueves, aunque Hamas lo celebró.

El padre del atacante, identificado como Fathi Hazem, expreso de seguridad en Israel y exoficial de servicio de seguridad palestino, halagó las acciones de su hijo este viernes, según medios palestinos.

«Tus ojos verán la victoria pronto. Verás el cambio. Conseguirás tu libertad (…) Dios, libera la mezquita de Al-Aqsa de la profanación de los ocupantes», dijo frente a la casa familiar en Jenin, reprodujo la agencia de noticias Sputnik.

Tras cometer el ataque, Hazem fue perseguido y localizado y murió horas después a manos de las fuerzas israelíes, según la policía.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here