Israel aprueba la reapertura de todos los comercios situados en vía publica

El gobierno israelí continuó flexibilizando de forma gradual las restricciones decretadas para contener la pandemia de coronavirus al aprobar hoy la reapertura de pequeñas tiendas con el objetivo de reactivar su economía tras la peor fase del brote.

Las tiendas en la vía pública que seguían cerradas -algunas ya abrieron hace cinco días-, las barberías, peluquerías y salones de belleza podrán volver a funcionar desde este domingo, pero los centros comerciales seguirán clausurados, informó la oficina del primer ministro, Benjamin Netanyahu.

Cafés y restaurantes, que hasta ahora solo podían realizar pedidos a domicilio, estarán habilitados para ofrecer productos para llevar, pero la permanencia de clientes en los locales seguirá prohibida, agregó la oficina del premier en un comunicado, informó la agencia de noticias EFE.

En marzo, el gobierno israelí recomendó el distanciamiento social, y aunque la cuarentena no es obligatoria, y la semana pasada se decretó el estado de sitio por 15 horas en dos ocasiones para evitar que la gente se reuniera a celebrar las fiestas religiosas judías.

Estas medidas empezaron a ser levantadas gradualmente esta semana.

El país registra 189 muertos y más de 14498 infectados.

Desde que empezó a levantar gradualmente las restricciones, el gobierno israelí permitió el aumento del flujo de transporte público y la reapertura del comercio minorista, además de autorizar el trabajo al 30% de la plantilla en empresas e industrias, con un máximo de diez personas.

Entre las condiciones para que los comercios reabran se requiere que respeten las reglas de prevención: barreras de separación entre empleados y clientes, dos metros de distanciamiento social, estrictas normas de higiene y mantener un número reducido de personas en los locales.

Con estas medidas, Israel prevé retomar «la rutina con precauciones» y recuperar poco a poco su actividad económica, muy afectada por la pandemia: el país registra más de 1 millón de desempleados y los daños económicos afectan todos los sectores.

El gobierno de Netanyahu aprobó hoy la entrega de un paquete de unos 2.100 millones de euros para apoyar a trabajadores autónomos y pequeñas empresas, que han visto como su actividad quedaba reducida al mínimo o incluso a cero estas últimas semanas.

Pero pese al levantamiento de algunas restricciones, la población debe seguir confinada: tiene la recomendación de no ir 500 metros más allá de su domicilio si no es para trabajar u otros asuntos básicos.

Desde ayer, en las zonas de mayoría musulmana también se aplica un cierre nocturno por el mes sagrado de Ramadán para evitar movimiento de personas y aglomeraciones.

Otra cuestión pendiente en ese país es también la vuelta de los estudiantes a la escuela. El Ministerio de Educación quiere que sea pronto, pero las autoridades sanitarias piden precaución y recomiendan esperar aún un tiempo.

 


Fuente: Télam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here