Francia no descarta los confinamientos locales ante su segunda ola de coronavirus

El primer ministro francés, Jean Castex, no descartó hoy imponer confinamientos locales en algunas regiones de Francia para limitar la propagación de su «fuerte segunda ola» de coronavirus.

«No hay que excluir nada cuando vemos la situación en los hospitales», dijo Castex a la emisora France Info al ser consultado sobre esta posibilidad, luego de que Francia registrara un récord de casi 27.000 casos en un solo día el fin de semana.

De cara al invierno en el Hemisferio Norte, el jefe de Gobierno del presidente Emmanuel Macron subrayó que «el reconfinamiento general tiene que evitarse» y que esto «es posible si nos implicamos todos», informó la agencia de noticias francesa AFP.

Francia impuso a mediados de marzo un confinamiento general de casi dos meses para detener la primera ola de coronavirus, pero los casos se volvieron a disparar en las últimas semanas y ayer se anunciaron 16.101 nuevos contagios correspondientes al día previo.

LEÉR MÁS  Estados Unidos: casi 490.000 casos de coronavirus en siete días

Este fin de semana, las cifras de contagios alcanzaron niveles muy elevados, en particular el sábado, cuando se alcanzó un récord de 26.896 en las 24 horas anteriores.

El país hace frente ahora a «una fuerte segunda ola» de la epidemia de Covid-19, dijo Castex, que insistió en los franceses no deben «bajar la guardia».

Castex explicó que su Ejecutivo no va a regular el espacio privado porque «no es jurídicamente posible» y pidió que no haya concentraciones de muchas personas en los domicilios.

También solicitó tener cuidado cuando se hagan visitas a los abuelos, en particular en las vacaciones escolares de otoño que se inician en la segunda parte de octubre.

El próximo miércoles en la noche, el presidente Macron dará una entrevista por televisión en la que abordará la situación epidemiológica en Francia y anunciará nuevas restricciones.

LEÉR MÁS  Coronavirus: la vacuna de Oxford generó respuesta inmune en adultos mayores

Varias de las principales ciudades del país, como París, Marsella, Lyon y Lille, ya se encuentran en «alerta máxima» por el virus, lo que ha dado lugar al cierre de bares y a un protocolo sanitario más estricto en los restaurantes.

En tanto, otras dos grandes ciudades,Toulouse y Montpellier, serán puestas en «alerta máxima» mañana.

En Francia la alerta máxima se declara cuando la tasa de incidencia supera en una semana los 250 positivos por cada 100.000 habitantes y los 100 casos entre las personas mayores, así como cuando el 30% de las camas de los servicios de cuidados intensivos están ocupadas por pacientes con Covid-19.

Más de 32.000 personas murieron de coronavirus en Francia desde marzo.

 


Fuente: Agencia Télam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here