Francia: La policía controla la ciudad de Amiens después del estallido social

La normalidad volvió hoy a una ciudad del norte de Francia luego de un gran despliegue policial para evitar una recurrencia de disturbios entre jóvenes y policías que devastaron una zona carenciada y generaron temores a una ola de agitación social en momentos de crisis económica.

Cien policías adicionales fueron desplegados anoche en la zona de los disturbios en la ciudad de Amiens luego de dos noches seguidas de enfrentamientos en las que 100 jóvenes hirieron a 17 policías con armas de fuego y objetos contundentes, incendiaron un jardín de infantes y un gimnasio y varios vehículos particulares.

La movilización de fuerzas elevó a 250 la cifra de efectivos policiales que patrullan Fafet, un barrio empobrecido de Amiens custodiado por apenas 30 policías antes de los desórdenes, dijeron autoridades locales.

El gobierno regional del departamento de Somme, donde queda Amiens, dijo hoy que anoche no hubo ningún incidente violento en Fafet, pero que se mantendrá la reforzada presencia policial toda la noche de hoy y posiblemente más tiempo aún, informó el diario Le Figaro en su edición digital.

LEÉR MÁS  Azerbaiyán completa la recuperación de territorios tras victoria en guerra con Armenia

La policía dijo que sí hubo algunos disturbios en otras partes de Amiens y siete autos fueron quemados, aunque afirmó que esto estos ataques a automóviles -habituales en muchas ciudades de Francia- son un hecho »lamentablemente frecuente» en la ciudad y que en este caso no se relacionaron con los hechos de Fafet.

Autoridades de Amiens apuntaron ayer a tensiones sociales acumuladas y agravadas por la falta de empleo y de financiación como los motivos de los desórdenes, que constituyen el primer gran desafío en términos de seguridad interior para el gobierno del presidente socialista Francois Hollande, asumido en mayo pasado.
Hollande dijo ayer que el Estado »movilizará todos sus recursos para combatir esta violencia», que llegó justo en el día 100 desde su llegada al poder y que en la última década ha estallado de tanto en tanto en los barrios más desfavorecidos de las grandes ciudades del país, la segunda economía de la eurozona.

Aunque no quedaron clara ni la identidad de los revoltosos ni hubo información oficial sobre el motivo puntual de los disturbios, residentes dijeron que la mecha que los detonó podría haber sido una discusión entre la policía y personas que iban al funeral de un joven muerto en un accidente de moto.

LEÉR MÁS  Rusia supera los 40.000 muertos por coronavirus tras otro récord diario

La desconfianza recíproca empaña desde hace años la relación entre la policía y los jóvenes que viven en los complejos habitacionales públicos de los suburbios de las grandes ciudades francesas, y la violencia vista en Amiens ha estallado de tanto en tanto en distintos puntos de Francia en la última década.

El alto desempleo y la discriminación social contra jóvenes descendientes de inmigrantes fueron, en parte, las causas detrás de los disturbios nacionales de 2005, que estallaron en París tras la muerte de dos jóvenes que huían en moto de la policía y dejaron barrios enteros en llamas.

Hace menos de dos semanas, el gobierno declaró a Amiens una de las 15 zonas empobrecidas del país que recibirán más fondos y seguridad a partir del mes próximo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here