Evo Morales promulgó la Ley de Servicios Financieros con sentido social

»Antes la ley era solamente para el sector de la banca y no para el prestamista ni para el ahorrista. Antes teníamos una banca que estafaba, que era usurera; no serán todos, pero recuerdo que hacían llorar a la gente», señaló Evo Morales, citado por las agencias ABI y Prensa Latina, y el diario paceño La Razón.

El mandatario explicó que el Estado se vio obligado a intervenir ante los abusos que se cometieron en el sector, y aprobar una norma con la mirada puesta en la población.

La promulgación se realizó en el Palacio de Gobierno, en presencia de representantes de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) y dirigentes de sectores sociales.

Morales pidió a la banca que entienda estas reformas por su sentido social y aclaró que la nueva ley no pretende afectar a este sector, »sino garantizar una distribución justa de los recursos que se generan en el sistema financiero.

Puso como ejemplo de las mejoras que incorpora la ley el hecho de que el Estado intervendrá permanentemente para evitar los efectos sociales de la quiebra de bancos y entidades financieras y anticipó que nunca más se destinarán recursos de los bolivianos para salvar a los banqueros.

LEÉR MÁS  MUEREN 58 INMIGRANTES EN EL MAR. Intentaban huir de la miseria y la guerra.

»Antes el gobierno condonaba a los empresarios y los bancos, ahora ya no va a haber eso por una cuestión de responsabilidad y de dignidad», dijo.

También destacó que a partir de la vigencia de esta ley se aceptarán garantías »no convencionales» para acceder al crédito (ganado vacuno, caprino, producción agraria, tierras) y que existirán mecanismos para premiar a los buenos pagadores, y no únicamente una central de riesgo para quienes no cumplen con sus compromisos de pago.

Asimismo, Morales destacó que la nueva norma se elaboró en el marco de un debate conjunto con el sector de la banca, la Asamblea Legislativa Plurinacional y el Ministerio de Economía.

La nueva ley permitirá ampliar los plazos para el cobro de los créditos al sector productivo y comenzará a implementarse en un plazo de tres meses, como establece su reglamentación.

Insistió en la necesidad de aumentar la producción y de consumir productos bolivianos, »pues eso representa más movimiento y estabilidad de la economía».

»Debemos pensar una ley que garantice el consumo de lo nuestro, para evitar la salida innecesaria a otros países a comprar productos que tenemos en Bolivia», insistió.

LEÉR MÁS  FRANCIA PARALIZADA por una gran protesta contra los recortes en jubilaciones

El Presidente sostuvo que actualmente el pueblo boliviano tiene confianza en la banca, por lo que los depósitos crecieron de 4.000 a 13.000 millones de dólares.

El ministro de Economía, Luis Arce, sostuvo que para alentar al sector productivo se fijarán tasas de interés desde el Estado.

»Ahora el Estado se preocupa por las tasas de interés que la gente recibe en el sistema financiero, ya no se define por libre oferta y demanda. Hoy es responsabilidad precautelar el ahorro interno», afirmó.

El presidente de Asoban, Kurt Koeningfest, destacó que »se trata de una ley fundamental para el país, que va a tener efectos significativos tanto para el consumidor financiero como para las instituciones bancarias».

Dijo que había necesidad de una nueva herramienta legal que sustituyese a la »desactualizada» Ley de Bancos y comprometió su cumplimiento. »Daremos fiel cumplimiento a la nueva normativa», afirmó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here