Evo Morales es amplio favorito para obtener su reelección en primera vuelta a una semana de los comicios

Morales es actualmente el segundo presidente en la historia boliviana con más años en el poder, detrás del militar Andrés de Santa Cruz, que gobernó nueve años y 10 meses en el período 1829-1839. De ganar los comicios, habrá superado ese récord, consignó la agencia Efe.

La última encuesta de los Equipos Mori, publicada ayer en el diario cruceño El Deber, y que no difiere significativamente de otras anteriores, le da a Morales una intención de voto del 59 por ciento, a su más cercano oponente, el empresario Samuel Doria Medina, 18, al exmandatario (2001-2002) Jorge »Tuto» Quiroga, 9 por ciento; al exalcalde Juan del Granado 3 y al líder indígena Fernando Vargas, 2 por ciento.

El gobernante Movimiento al Socialismo (MAS); la Unión Democrática de Doria Medina, el Partido Demócrata Cristiano por el que se presenta Quiroga, el Movimiento sin Miedo de Del Granado y el Partido Verde de Vargas, también disputarán 130 diputados y 36 senadores.

Según el análisis que elaboró la consultora Sociométrica para el diario paceño La?Razón, en tres meses de campaña, ni el »voto duro» ni el »electorado potencial» de Evo Morales se modificaron sustancialmente.

Armando Ortuño, investigador de esa consultora, señaló que el porcentaje de electores fieles al presidente indígena es de un 40 por ciento y su potencial de voto se sitúa en 70 por ciento. »El 59 por ciento de intención de voto, que se repite desde julio, sugiere que este candidato captó no sólo su ‘voto duro’ sino que fue muy eficaz en ampliar su frontera», afirmó.

Agregó que »este fenómeno es bastante común en contextos en los que la reelección de una autoridad se discute en un clima de optimismo social (autoestima) y de alta popularidad del dirigente político».

Por el contrario, Ortuño calificó los esfuerzos de la oposición por criticar los resultados de nueve años de gobierno del MAS y de proponer algunas alternativas a sus políticas de »infructuosas».

Sin embargo, dijo »existe una excepción en esta tendencia y tiene que ver con el buen posicionamiento que logró Doria Medina en sus propuestas vinculadas con la generación de empleo y falta de trabajo, en los cuales casi un tercio de los ciudadanos (27 por ciento) lo valora como un buen gestor ».

El »voto duro» de los candidatos de oposición es pequeño, aseguró el investigador, y »esto no ha variado en estos meses, al igual que su débil capacidad para entusiasmar a sus potenciales electores».

Doria Medina es el caso paradigmático de estas dificultades: »durante dos meses (julio y agosto) su electorado potencial se mantuvo en un apreciable 40 por ciento, siendo de lejos el más fuerte de los cuatro postulantes opositores; pero su porcentaje de intención de voto no solo no se amplificó, sino que terminó disminuyendo», señaló.

Por otra parte, distintas fuentes no descartan la posibilidad de que Del Granado se baje de la disputa, porque de obtener menos del tres por ciento de los votos su movimiento perdería la personería legal, y esto afectaría las perspectivas electorales de Luis Revilla, actual alcalde de La Paz por el MSM con aspiraciones de apostar a su reelección en febrero próximo.

El presidente Morales, que disputa su segundo mandato bajo la actual Constitución, según lo autorizó el Tribunal Constitucional, es cuestionado por la oposición, que considera ilegal su presentación para un tercer mandato desde 2006.

En su primera elección (diciembre de 2005) el actual mandatario boliviano obtuvo el 54 por ciento de los votos; en su segunda disputa de la presidencia, en 2009, venció con el 64 por ciento, y al ser autorizado a presentarse en esta oportunidad, en abril pasado, planteó conquistar el 74 por ciento de las preferencias, un objetivo ambicioso pero necesario para mantener la amplia mayoría de que dispone actualmente el MAS en el Legislativo boliviano.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here