El ultraderechista Bolsonaro llamó «héroe» a un asesino torturador

Bolsonaro llamó “héroe nacional” al coronel del ejército brasileño Carlos Alberto Brilhante Ustra, jefe de un centro de represión en San Pablo durante la última dictadura militar. El coronel Brilhante Ustra fue acusado de torturar hasta la muerte a varios presos políticos durante la dictadura.
«Un héroe nacional que evitó que Brasil cayese en aquello que la izquierda quiere hoy en día», señaló a los periodistas el ultraderechista Bolsonaro. El presidente brasileño se reunió con Maria Joseíta Silva Brilhante Ustra, viuda del coronel que dirigió el Destacamento de Operaciones e Informaciones-Centro de Operaciones de Defensa Interna (DOI-CODI) en San Pablo, uno de los mayores centros de represión de la dictadura. «Tiene un corazón enorme -dijo en referencia la viuda-. Estoy enamorado de ella. No tuve mucho contacto, pero tuve alguno con su marido cuando estaba vivo», explicó.

Este militar, fallecido de cáncer en 2015, llegó a reconocer que pudieron haber ocurrido «excesos como en toda guerra» pero nunca torturas y aseguró que todo lo que hizo fue siguiendo órdenes que recibió de sus superiores para combatir el comunismo. Hizo estas declaraciones ante la Comisión Nacional de la Verdad, encargada de investigar los crímenes ocurridos durante la dictadura en Brasil, que tuvo a los militares en el poder entre 1964-1985.

LEÉR MÁS  Maduro, entre los contactos con EEUU y las tensiones internas

Brilhante Ustra fue condenado en 2008 por torturar a un periodista en 1971, pero el proceso fue archivado por un tribunal brasileño, al considerar que la demanda de la familia de la víctima se produjo dos décadas después de la Constitución de 1988, que reconoce la amnistía de los delitos practicados durante la dictadura militar.

No es la primera vez que Bolsonaro exalta la figura de este represor. El líder ultraderechista lo recordó también durante el juicio político que desembocó en la destitución de Dilma Rousseff en 2016. En esa ocasión Bolsonaro, entonces diputado federal, declaró que votaba en memoria del coronel, al que calificó como «el pavor de Rousseff». Durante su juventud Dilma Rousseff estuvo detenida y sufrió torturas en el centro de detención al mando de Brilhante Ustra.

Bolsonaro, capitán de la reserva del Ejército, es un acérrimo defensor del accionar de las fuerzas armadas durante la dictadura y desde que llegó a la presidencia busca hacer una revisión de aquel período. Hace pocos días levantó otra polémica, cuando cuestionó la verdad oficial sobre la desaparición y muerte durante la dictadura del activista Fernando Santa Cruz, padre del actual presidente de la Orden de los Abogados de Brasil (OAB), Felipe Santa Cruz. «Un día, si el presidente de la OAB quiere saber cómo desapareció su padre en el período militar, yo se lo cuento. Él no va a querer escuchar la verdad. Yo se la cuento», dijo. Según el presidente de Brasil, Fernando Santa Cruz fue asesinado por sus compañeros de militancia, miembros de una facción de la organización de izquierda Acción Popular.

LEÉR MÁS  Puso una grabadora oculta en el pelo de su hija y descubrió que la maestra la maltrataba

Esos dichos de Bolsonaro motivaron una respuesta de Lula quien desde la cárcel dirigió una carta pública al hijo de Fernando Santa Cruz : “siempre vamos a reverenciar a nuestros verdaderos héroes, y eso es lo que los tiranos no pueden soportar”.

La versión oficial de la comisión que investigó los crímenes de la dictadura es que la muerte de Fernando Santa Cruz, desaparecido en 1974, ocurrió de forma «no natural, violenta y fue causada por el Estado brasileño».

Días después, Bolsonaro cambió a cuatro de los siete miembros que integran la Comisión Especial sobre Muertos y Desaparecidos Políticos (Cemdp) durante la dictadura militar porque, según dijo, ahora el Gobierno «es de derecha». En su lugar, nombró a políticos afines a su partido y militares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here