El Tribunal Supremo ratificó cuatro años de cárcel para Berlusconi

Tras una maratónica sesión, el alto tribunal rechazó el recurso de la defensa, aunque al derivar la inhabilitación dio un respiro al futuro más inmediato del ex premier, y también a la coalición gobernante por las consecuencias que hubiera tenido la salida de la vida pública del líder de uno de los partidos que la apoya.

Sin embargo, Berlusconi no dudó horas después en repudiar el fallo del Tribunal Supremo a través de un video, grabado en su residencia romana, informó la agencia de noticas EFE.

Con un tono de indignación, se autodefinió como una víctima de la »persecución» judicial y prometió que no renunciará a la política ni a la esperanza de que los italianos descubran el »sometimiento» que ejercen los jueces sobre el país, informó EFE.

»No seremos más un país sometido al ejercicio absolutamente arbitrario del más terrible de los poderes, el de privar a un ciudadano de su libertad. Espero que esta sentencia haga abrir los ojos a los italianos que no han sido conscientes de realidad del país y han malgastado el voto o no han votado. Si sabemos estar unidos, juntos, recuperaremos la verdadera libertad», arengó.

La sentencia anunciada hoy contempló parte de la solicitud del fiscal general del Supremo, Antonio Mura, quien en la primera vista del juicio pidió que se confirmara la condena al ex premier por fraude fiscal, aunque con una rebaja en la inhabilitación, que la Fiscalía cifró de 5 a 3 años.

Por otra parte, el magistrado tampoco accedió al pedido del fiscal de que fueran los jueces del Supremo quienes calcularan la inhabilitación; esta instancia la resolverá la Corte de Apelaciones de Milán, lo que alargará los plazos por que el ex premier pueda quedar, eventualmente, fuera de la vida pública.

LEÉR MÁS  Tristes días de violencia en Bolivia por Emilio Vera Da Souza

Una vez calculada la nueva inhabilitación, por otra parte, ésta no se activará de forma automática, ya que para ser definitiva debe superar un nuevo trámite en el Senado, que decidirá si acepta la decisión de los magistrados, o si abre un proceso por conflicto de competencias ante el Tribunal Constitucional.

El ex primer ministro, actual senador y cuyos abogados pidieron la absolución plena, verá reducida su pena de cárcel de cuatro a un año en base a la ley de indultos de 2006 y podrá cumplir esta condena en arresto domiciliario o bajo tutela de los servicios sociales, puesto que supera los 70 años de edad.

La sentencia recayó sobre un caso por aumento artificial del precio de derechos de transmisión de películas estadounidenses entre 1994 y 1999, en una compraventa por 470 millones de euros por parte de Mediaset (el grupo audiovisual de Berlusconi), para evadir dinero al fisco y desviarlo a cuentas en el extranjero.

Sus abogados defensores, Franco Coppi, Niccolo Ghedini y Piero Longo, adelantaron hoy mediante un comunicado que no aceptarán el fallo del Tribunal Supremo.

»Valoraremos y perseguiremos cualquier iniciativa útil, incluso en las sedes europeas, para hacer que esta injusta sentencia sea radicalmente reformada», prometieron, según EFE.

Tras el pronunciamiento del Tribunal, el presidente de la República, Giorgio Napolitano, encontró un »clima más distendido», pidió »confianza y respeto a la magistratura» e indicó que Italia necesita reencontrar »serenidad y cohesión sobre temas institucionales» para salir de la crisis actual.

El actual primer ministro italiano, Enrico Letta, coincidió con el mandatario y pidió »serenidad» a todos los partidos políticos.
»Por el bien del país, es necesario que ahora el clima de serenidad y la visión institucional hagan prevalecer en todos el interés de Italia ante los intereses partidarios», reclamó el líder del joven gobierno de unidad nacional, que incluye a las fuerza que encabeza Berlusconi.

LEÉR MÁS  EEUU no habla de golpe de Estado pero reconoce a la autoproclamada presidenta interina de Bolivia

Menos diplomático, el líder opositor Beppe Grillo dijo pocos minutos después de conocer el veredicto: »Berlusconi ha muerto. Viva Berlusconi» y agregó en su blog que la sentencia es »como la caída del Muro de Berlín en 1989».

El conservador Corriere della Sera, sobriamente, señaló que »Silvio Berlusconi no sale victorioso de la sentencia en tercer grado … el reenvío a otra corte de Milán» solo se refiere a »una pena accesoria».

Il Giornale, propiedad de Paolo Berlusconi, hermano del ex primer ministro, tituló en cambio: »Berlusconi condenado, la democracia decapitada».

»Il Cavaliere» lleva veinte años arrastrando problemas con la justicia y actualmente tiene pendientes cuatro procesos, entre ellos »Caso Ruby», por los delitos de abuso de poder e incitación a la prostitución de menores.

También está condenado a un año -y a la espera de la apelación- por el delito de violación del sumario con la publicación de escuchas telefónicas en Il Giornale.

Actualmente se celebra, además, la audiencia preliminar del juicio en el que está acusado de »comprar» en 2007 al senador Sergio de Gregorio para hacer caer al Gobierno de Romano Prodi.

Berlusconi recibió la noticia de la confirmación de la condena en su residencia romana, el Palacio Grazioli, en compañía, entre otros, de primogénita Marina y de su actual pareja, Francesca Pascale, y no se descarta que pueda comparecer ante los medios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here