El Reino Unido quiere la intervención de Europa en el Golfo Pérsico

Reino Unido pidió la conformación de una «misión marítima europea» para proteger a los cargueros que transiten por el estrecho de Ormuz, en un momento de crecientes tensiones en el Golfo Pérsico. El anuncio llega luego de que Irán decidiera mantener retenido desde el pasado viernes al buque petrolero Stena Impero, de bandera británica.

El ministro de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Jeremy Hunt, realizó el anuncio tras una reunión ministerial de emergencia para responder al incidente del pasado viernes. «Vamos a buscar crear una misión de protección marítima liderada por Europa para apoyar el paso seguro de los cargueros y las tripulaciones en esa región vital», sostuvo Hunt ante el Parlamento, alegando que Reino Unido no quiere confrontar con Irán.

La crisis ocurre en un contexto político delicado para los británicos, ya que Theresa May dejará su cargo este miércoles. «Vamos a intentar establecer esta misión cuanto antes», indicó Hunt, agregando que «no formará parte de la política de máxima presión de Estados Unidos sobre Irán». Finalmente, definió el incidente del viernes como un acto de «piratería de Estado». El incidente abrió nuevamente el debate sobre el poderío marítimo de la bandera británica.

LEÉR MÁS  Lavagna aceptó la convocatoria de Lacunza para "contribuir en la estabilización"

Propiedad de un armador sueco pero con pabellón británico, el Stena Impero fue interceptado el viernes por los Guardianes de la Revolución (unidad paramilitar islámica), acusándolo de no respetar el «código marítimo internacional», acusación negada por Reino Unido. El portavoz del gobierno iraní, Ali Rabii, afirmó este lunes que la captura del petrolero «era una medida legal» necesaria para «mantener la seguridad regional».

El buque y sus 23 tripulantes permanecen retenidos en el puerto de Bandar Abbas, en el sur de Irán. La incautación se produjo horas después de que la justicia del enclave británico de Gibraltar (extremo sur de España) prolongara por 30 días la retención del petrolero iraní «Grace 1», interceptado el 4 de julio bajo sospecha de querer entregar petróleo a Siria en violación de las sanciones europeas contra Damasco, lo que Irán negó.

LEÉR MÁS  Policía mata a un hombre de una patada en el pecho

Las autoridades iraníes no tienen previsto liberar al Stena Impero, al menos hasta que Reino Unido deje partir al Grace 1.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here