Manuel Castells, experto en «sociedad de la información» nuevo ministro de España

El sociólogo y economista Manuel Castells, experto en la sociedad de la información, catedrático de Sociología de la Universidad de California en Berkeley durante 24 años y de la Universitat Oberta de Catalunya, es la propuesta de los Comunes como ministro de Universidades del nuevo Gobierno español de Pedro Sánchez.

De ascendencia catalana, nació en Hellín (Albacete, España) el 9 de febrero de 1942, cuando cursaba estudios de Derecho, a la edad de 20 años, se vio obligado a abandonar el país por cuestiones políticas.

De Francia a EEUU

En París se licenció en Derecho en 1964 y posteriormente se diplomó en Ciencias Sociales del Trabajo y Máster en Sociología por la Escuela Práctica de Altos Estudios de París. Es, también, doctor en Sociología por la Sorbona y por la Universidad Complutense de Madrid y doctor en Letras y Ciencias Humanas por la Universidad de París-V. Dedicado a la docencia en Francia, trabajó durante los años sesenta en la sociología empírica y en los movimientos urbanos de la época.

En 1979 se trasladó a Estados Unidos, donde ocupó la cátedra Planificación Urbana y Regional de la Universidad de California en Berkeley y, entre 1994 y 1998, dirigió el Centro de Estudios Europeos de dicha universidad.

 

Vuelta a España

Ya como miembro del Cuerpo de Catedráticos de Universidad, en 1986 fue nombrado director del Instituto de Estudios de Planificación, dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda. Además, ha ocupado la cátedra de Sociología en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

Entre 1996 y 1997 fue también profesor de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Barcelona.

En 2001 se incorporó como profesor de investigación a la Universitat Oberta de Catalunya, tarea que compaginó con sus clases en la Universidad de California del Sur (Los Angeles), como Catedrático Titular de la Cátedra Wallis Annenberg de Tecnología de Comunicación y Sociedad; y con colaboraciones en distintos medios, entre ellos ‘La Vanguardia’.

Ha sido también profesor distinguido en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (2004-2009), en la Universidad de Oxford (2007-2010), en la Universidad de Santa Clara (2008-2010) y en la Universidad de Cambridge (2012-2014).

Sociedad de la información

LEÉR MÁS  Francisco criticó que los inmigrantes "sean vistos como una amenaza por algunos gobernantes"

Considerado uno de los principales expertos en la sociedad de la información, Manuel Castells es autor de 26 libros entre los que destaca la trilogía «La era de la información: economía, sociedad y cultura» y «La galaxia Internet». Su trayectoria, centrada en su visión crítica sobre la manera en que la sociedad se comunica y su desconfianza creciente hacia el poder y la democracia, le ha comportado recibir una treintena de premios. Es doctor honoris causa por 18 universidades.

Recibió la beca Guggenheim en 1982 y ha sido miembro de los consejos asesores del secretario general de Naciones Unidas sobre Tecnología de la Información y el Desarrollo Global y sobre la Sociedad Civil Global, miembro fundador del Consejo Científico del Consejo de Investigación Europea y miembro del Consejo de Gobierno del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología.

Entre otras distinciones, Castells ha recibido la Orden de Artes y Letras del gobierno francés, la Orden del León de Finlandia, la Orden Gabriela Mistral del presidente de Chile, la Orden de Santiago del presidente de Portugal, el Premio Holberg del parlamento noruego y el Premio Nacional de Sociología de España.

Es académico de la Real Academia Española de Ciencias Económicas, de la Academia Británica, de la Academia de Ciencias Políticas y Sociales de Estados Unidos, de la Academia Mexicana de Ciencias y de la Academia Europea.

Cuando la mayoría de la gente apenas intuía el impacto que podía tener Internet, Manuel Castells ya había escrito su gran obra sobre la sociedad de la información y había vaticinado que el avance disruptivo de las nuevas tecnologías de la comunicación no solo cambiaría nuestra manera de comunicarnos y acceder a la información y la cultura, sino que configuraría un nuevo modelo de producción, una nueva economía.

Con la trilogía La era de la información: economía, sociedad y cultura (1996-2003), Castells se convirtió en el referente internacional de la nueva sociedad de la información. Investigador incansable, no ha dejado de publicar libros y trabajos científicos mientras ejercía como asesor de todo tipo de organismos internacionales, desde la Unesco a la Comisión Europea, y numerosos Gobiernos.

Su preocupación por los efectos sociales de la evolución económica y política ha estado presente en toda su obra, con títulos recientes tan explícitos como La crisis de Europa o Ruptura, la crisis de la democracia liberal, en los que aborda las causas de la pérdida de legitimidad de las instituciones.

LEÉR MÁS  Eduardo Valdés anticipó que va a "haber reuniones importantes" de Alberto Fernández en Israel.

Castells siguió muy de cerca las discusiones del Foro Social de Porto Alegre, el movimiento del 15-M en España y todas las revueltas de los indignados que recorrieron el mundo por esos años, desde las primaveras árabes a las protestas de Occupy Wall Street. Analizó sus motivaciones y el cambio que implicaban en obras como Redes de indignación y esperanza, un título de referencia sobre las nuevas formas de expresión política. Con Pekka Himanen publicó Sociedad de la información y Estado de bienestar, en el que sostienen que, como demuestra el caso de Finlandia, es posible estar en la vanguardia de las transformaciones tecnológicas y de la globalización sin pagar por ello un alto precio en términos de desigualdad y exclusión social.

En los últimos años se ha implicado en el devenir político español e internacional desde tribunas periodísticas y foros de debate. Ha expresado sin tapujos críticas aceradas a la forma en que se abordaba desde las instituciones del Estado el conflicto político catalán y también a la forma en que se ha gestionado la crisis económica en España y en Europa. Comprensivo con las causas que han llevado al auge del soberanismo en Cataluña, ha abordado también el papel que desempeñan las nuevas identidades religiosas, culturales y nacionales en el mundo global. La línea de pensamiento que ha expresado en sus artículos periodísticos ha estado en sintonía con las nuevas corrientes políticas de la llamada izquierda transformadora. En las elecciones brasileñas hizo un llamamiento a los intelectuales para impedir la elección de Jair Bolsonaro y en las últimas municipales apoyó la candidatura de Ada Colau como alcaldesa de Barcelona. Ahora responde a su llamada para una tarea tan comprometida como formar parte del Gobierno en estos tiempos de polarización extrema.

 

FUENTES: Agencia EFE, diario EL PAIS de Madrid, El Periódico de Cataluña.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here