El gobierno chileno decidió cerrar el diario La Nación

La decisión fue adoptada en la mañana del lunes durante una junta extraordinaria de accionistas de Empresa Periodística La Nación pese a la falta de unanimidad dentro del directorio de la compañía sobre dicha opción, según informó Radio Cooperativa.

La noticia fue confirmada por el presidente del Sindicato N°1 de trabajadores, Víctor Pérez, quien participó en la asamblea y explicó que el fin del medio de comunicación se resolvió pese al voto en contra de los sindicatos y de los accionistas minoritarios.

»La soberbia y tiranía del gobierno se ha impuesto esta mañana y ha sacado adelante por medio de la imposición, la decisión de liquidar y cerrar la empresa. Nuestro voto fue en contra de esta determinación», subrayó Pérez.

El representante indicó que los periodistas del diario presentarán este mismo mediodía un recurso de protección en Tribunales en contra de la medida.

La Empresa Periodística La Nación pertenece al Estado de Chile (69,26 por ciento), la firma privada Inversiones Colliguay (29,52 por ciento) y »otros 27 accionistas» (1,22 por ciento), según se informa en el sector institucional del sitio.

LEÉR MÁS  Desastre ambiental en el Ártico ruso: 21 mil toneladas de diésel derramadas

La estructura societaria y la propiedad de la editora de La Nación es objeto de antiguas controversias.

Los accionistas minoritarios de Inversiones Colliguay anunciaron una demanda contra el Estado, al señalar que no hay razones comerciales que justifiquen la decisión.

El domingo, legisladores opositores y dirigentes sindicales participaron en Santiago de un festival cultural organizado por los trabajadores del diario en rechazo de la inminente cierre.

Los diputados opositores María Antonieta Saa (Partido Por la Democracia, PPD) y Hugo Gutiérrez (Partido Comunista, PC) anunciaron durante el festival que pedirán una sesión especial de la cámara baja para analizar la situación de la compañía editora.

Bárbara Figueroa, presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), sostuvo que el cierre »atenta contra derechos básicos y fundamentales», ya que Chile demanda »la necesidad de más participación, del reconocimiento de todas las miradas. Y estas señales que está dando el Gobierno y estas acciones que está cometiendo van en contra de todo lo que la ciudadanía está planteando».

LEÉR MÁS  Conmovido, EEUU prepara el último adiós a Floyd mientras siguen las protestas en las calles

En tanto, la presidenta del sindicato de La Nación, Nancy Arancibia, expresó que »hay un despertar, un activismo mayor, un nivel de conciencia de que los medios de comunicación son un derecho y no sólo de propiedad de quienes detentan el poder económico detrás de esos medios de comunicación y La Nación se empieza a instalar como un referente de lo que no está en los otros medios de comunicación».

La Nación, que hoy sólo existe en versión on line, dejó de ser publicado en papel en diciembre pasado, luego del recorte de ingresos que supuso la decisión de retirarle a la editora la publicación del Diario Oficial (boletín oficial), dispuesta por el presidente Sebastián Piñera, quien ya desde su etapa de candidato proponía privatizar el medio.

Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here