Draghi busca apoyos en todos los partidos para formar un Gobierno de unidad

La designación de Draghi llega para buscar ponerle fin a la crisis

El expresidente del Banco Central comenzará esta tarde los encuentros con los partidos políticos con representación parlamentaria para tratar de dar vida a un Ejecutivo «de unidad» con el que «vencer la pandemia».

El economista italiano Mario Draghi iniciará esta tarde una serie de reuniones con los partidos políticos del país, para buscar el apoyo parlamentario que necesita de cara a la formación de un nuevo Gobierno, como le encargó el presidente Sergio Mattarella.

Draghi, expresidente del Banco Central de Italia (2006-2011) y de Europa (2011-2019), comenzará esta tarde los encuentros con los partidos políticos con representación parlamentaria para tratar de dar vida a un Ejecutivo «de unidad» con el que «vencer la pandemia», según planteó el miércoles tras recibir el encargo de Mattarella.

Economista de 73 años de perfil técnico y apartidario, Draghi debe lograr el apoyo de las principales fuerzas del país para obtener el «voto de confianza» del Parlamento, con la mayoría en las dos Cámaras, para poder iniciar el Gobierno.

Draghi recibió este jueves un apoyo parcial del premier interino Giuseppe Conte, quien aseguró que no se considera «un obstáculo» para que el economista pueda formar un nuevo Ejecutivo.

Draghi debe lograr el apoyo de las principales fuerzas del país para obtener el «voto de confianza» del Parlamento, con la mayoría en las dos Cámaras, para poder iniciar el Gobierno

Conte, primer ministro hasta su renuncia la semana pasada, le pidió de todos modos a Draghi que forme «un Gobierno político, porque las urgencias del país necesitan decisiones políticas, y no pueden ser asignadas a un gabinete técnico».

Hasta ahora, el posible premier solo recibió apoyo unánime de Italia Viva, del expremier Matteo Renzi, que reúne a 30 diputados y 18 senadores.

En el resto de fuerzas de centroizquierda, como el Partido Democrático (PD) y el Movimiento Cinco Estrellas, o de centroderecha como Fuerza Italia y Liga, la figura del economista reúne apoyos y rechazos de manera transversal.

En el Cinco Estrellas, principal bloque parlamentario y fundamental para que Draghi pueda sumar los votos de confianza, las primeras voces consideraron a Draghi un «apóstol de las élites» y adelantaron un rechazo a su designación si busca conformar un Gobierno de tipo técnico, según plantó el referente de la fuerza Vito Crimi.

Este jueves, sin embargo, el canciller y referente del Cinco Estrellas Luigi Di Maio, planteó en un comunicado que su fuerza debe «escuchar» las propuestas de Draghi, mientras que la alcaldesa de Roma, de la misma fuerza, convocó a «romper los esquemas y acercarse» al apoyo al economista.

En el PD, en cambio, buscan avanzar en una decisión conjunta con el Cinco Estrellas y destacaron la «nueva fase» que se abre en el país con la posible asunción de Draghi.

De todos modos, algunas corrientes del PD, como la del exministro de Justicia Andrea Orlando, anunciaron su rechazo a sostener a Draghi si la coalición para la llegada del economista al poder incluye también a fuerzas de la centroderecha.

En la centroderecha, en tanto, la figura del extitular de la banca europea también divide las aguas.

La designación de Draghi llega para buscar ponerle fin a la crisis política iniciada hace dos semanas con la renuncia de Conte

«Escucharemos a Draghi y luego lo consultaremos con el resto de los socios. Conocemos su valor y experiencia, pero hay que ver qué programa propone. Queremos saber qué quiere hacer sobre los grandes temas del país», planteó a Télam el senador de Fuerza Italia Maurizio Gasparri.

Luego, el líder del partido, Silvio Berlusconi, aseguró que la designación de Draghi «va en línea» con lo que pedía Fuerza Italia, acercando aún más un posible apoyo a su Gobierno.

Mientras Hermanos de Italia de Giorgia Meloni insiste con pedir el voto anticipado, en las últimas horas anunció que podría llegar a pensar en una abstención si se toma como decisión conjunta de la coalición.

De todos modos, si Draghi no consigue los votos de al menos un sector del Cinco Estrellas, necesitará el apoyo de algunos de los partidos de centroderecha.

El titular de la Liga, Matteo Salvini, planteó a través de las redes sociales que no habrá «prejuicios» a la hora de escuchar las propuestas de Draghi, pero al igual que Meloni insistió con que «las urnas son la vía maestra», reclamando elecciones anticipadas.

Antes de dar el encargo a Draghi, Mattarella advirtió a los partidos que la única alternativa a un Gobierno de alto perfil como el que podría encabezar el economista son las elecciones, aunque planteó las complicaciones que podría tener para el país encarar un proceso electoral en medio de la pandemia.

La designación de Draghi llega para buscar ponerle fin a la crisis política iniciada hace dos semanas con la renuncia de Conte, que de todos modos se mantiene de forma interina en el cargo hasta que asuma un nuevo Ejecutivo.

 


Fuente: Télam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here