Donald Trump absuelto por la mayoría republicana en el senado

El Senado de Estados Unidos resolvió absolver a Donald Trump en el juicio político iniciado en su contra. Como era previsible, el partido republicano hizo valer su mayoría en la Cámara alta para terminar de manera veloz con el impeachment. El presidente norteamericano había sido acusado de dos cargos: abuso de poder y obstrucción a la investigación en el Congreso. En ambas fue encontrado “no culpable”. El único senador que no votó con su partido fue el republicano Mitt Romney.

El proceso contra Trump se abrió por supuestas presiones al gobierno de Ucrania para que investigue a su posible rival demócrata en las elecciones de este año, Joe Biden. De esta manera la política norteamericana cerró el capítulo del impeachment y se lanza de lleno en el año electoral.

El Senado estadounidense tuvo que votar las dos acusaciones que recayeron sobre Trump. En cuanto a los cargos por «obstrucción al Congreso» el resultado fue 53 votos contra 47. Con respecto a la acusación por «abuso de poder» el senador republicano Rommey votó junto con la bancada demócrata, lo que dejó el resultado en 52 a 48. De esa forma Rommey se convirtió en el primer legislador en la historia del país en apoyar la destitución de un presidente de su mismo partido. Para que el proceso de destitución saliera adelante era necesario llegar a los dos tercios de la cámara en alguno de los dos cargos.

LEÉR MÁS  FANZINE: libertad, ideas, gráfica y formas de multiplicar las ideas.

Antes de la votación, el líder de la minoría demócrata en la Cámara Baja, Chuck Schumer, hizo un llamamiento a los senadores para que votaran a favor de destituir a Trump. «El Senado debería condenar al presidente Trump, expulsarlo de la Presidencia y descalificarlo para mantener el cargo en el futuro», dijo Schumer. El congresista también se quejó de que ese fue el primer primer juicio político en la historia que no escuchó a ningún testigo.

Días atrás el bloque republicano en el Senado votó para que no se convocaran a más testigos ni se aportaran nuevas pruebas. En el mismo sentido que Schumer se manifestó el senador Jeff Merkley. «Cuando nuestro presidente invita y presiona a un gobierno extranjero para difamar a un opositor político y corromper la integridad de nuestras elecciones presidenciales de 2020, debe ser destituido», manifestó Merkley.

LEÉR MÁS  Ascienden a seis los fallecidos por el coronavirus en Italia

Por su parte, Trump dijo hablará este jueves al mediodía sobre el resultado del impeachment. Sin embargo, no dudó en calificar el proceso como una victoria. Asimismo el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, calificó como incoherente el caso. Luego acusó a los demócratas de querer romper las reglas y escribir otras nuevas solo porque perdieron las elecciones presidenciales de 2016. «La respuesta de perder una elección no puede ser atacar la oficina del presidente», dijo McConnell.

El senador republicano aprovechó para tirarle unos dardos a líder demócrata en el la Cámara baja Nancy Pelosi. «A lo mejor ella romperá el veredicto como rompió el discurso del Estado de la Unión», agregó McConnell. Así hizo referencia a la jornada del martes, cuando Pelosi rompió el discurso que el presidente dio ante el Congreso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here