Conflicto en Siria: Rusia no quiere enfrentamientos y EEUU se retira

No hay conversaciones diplomáticas y la crisis se agranda

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, declaró que rechaza cualquier oferta de mediación y que al contrario, su Ejército ampliará la operación que actualmente se enfoca en la franja entre las localidades de Tel Abyad y Ras Al Ain.

Erdogan manifestó intenciones de extender la ofensiva a toda la franja fronteriza que controlan las Fuerzas Democráticas Sirias luego de que EEUU retirara sus últimas tropas del norte de Siria. De acuerdo a varias fuentes, la Administración del Norte y Este de Siria confirmó un despliegue “en coordinación” con las Fuerzas Sirias.

En la madrugada del 9 de octubre, la Administración Autónoma kurda anunció una movilización de las Fuerzas Democráticas Sirias y de la ciudadanía ante las amenazas de Ankara de lanzar un gran operativo militar en la zona.

El día sábado, Turquía empezó a bombardear los territorios kurdos, e inició posteriormente la incursión terrestre en Siria.

LEÉR MÁS  10 osos pardos del Ecoparque de Mendoza serán trasladados a un santuario en Estados Unidos

De acuerdo al comunicado turco, ya son unas 40 aldeas las conquistadas por el ejército. “Nos hemos centrado primero en el área de 120 kilómetros entre Ras al Ain y Tal Abyad. Así dividiremos el corredor terrorista por la mitad.” Turquía espera luego tomar los centros de “Hasaka, por un lado, y Ain al Arab [Kobani] en el otro” con el objetivo de avanzar “unos 30-35 kilómetros hacia el interior” para declarar un “mapa de la zona segura”.

De acuerdo a las declaraciones del portavoz presidencial ruso, Dmitri Peskov, Moscú no quiere “ni pensar” en la posibilidad de un enfrentamiento militar con Turquía en territorio sirio.

El Kremlin ya se había pronunciado, “la integridad territorial de Siria debe ser preservada”, remarcando que las “fuerzas con presencia ilegal” deberían retirarse de Siria.

LEÉR MÁS  APPLE no tiene más aplicaciones sobre cigarrillos electrónicos

Luego de quedar expuestas a fuego cruzado el pasado viernes, las tropas estadounidenses fueron retiradas del norte de Siria por orden del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Para el jefe del Pentágono, Mark Esper, la situación “empeora cada hora que pasa”. “Tenemos efectivos estadounidenses con probabilidades de quedar atrapados entre dos Ejércitos que avanzan uno contra el otro, y es una situación insostenible”, explicó.

La retirada del ejército norteamericano fue calificado por las milicias kurdas como una “puñalada en la espalda”. Turquía por su parte considera a estos grupos “terroristas” y busca alejarlos de su frontera con la avanzada militar iniciada en Siria el sábado. Erdogan busca generar una franja segura de 30 kilómetros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here