Ciudad alemana de Múnich anuncia restricciones para contener el coronavirus

El Gobierno alemán dijo que planea establecer puestos de atención ambulatoria para que personas con síntomas de coronavirus puedan hacerse el test in situ, mientras que la ciudad de Múnich hará obligatorio el uso de tapabocas en algunos ámbitos públicos.

En declaraciones al diario Rheinische Post, el ministro de Salud alemán, Jens Spahn, se manifestó hoy preocupado por la segunda ola de coronavirus que golpea a Europa, en particular a países vecinos como Francia, Austria y Holanda.

Spahn dijo que, en previsión de un mayor aumento de casos en octubre y noviembre por el otoño y la cercanía del invierno, el Gobierno planea introducir puestos de atención ambulatoria para hacer test a personas que presenten síntomas de Covid-19.

En esta nueva estrategia para afrontar el otoño y el invierno, el ministro quiere introducir, además, medidas especiales para proteger a los grupos de riesgo, como «test preventivos en ámbitos sensibles como residencias», informó la agencia de noticias EFE.

LEÉR MÁS  Inestable con descenso de la temperatura, el pronóstico para este viernes en Mendoza

Las autoridades sanitarias alemanas anunciaron hoy 922 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas, tras los 2.297 registrados el sábado, el máximo desde abril, y los 1.345 el domingo.

La cifra de muertos asciende a 9.386, y el número total de positivos desde que se diera a conocer el primer caso de contagio en el país a finales de enero se sitúa en 272.337, de los que unos 242.200 ya se han recuperado de la enfermedad.

En la región alemana de Baviera, en tanto, el jefe de Gobierno anunció hoy un incremento del uso de la mascarilla y restricciones en el consumo de alcohol en lugares públicos para contener el número creciente de contagios en su principal ciudad, Múnich.

LEÉR MÁS  22 de Octubre, Día Internacional del Síndrome de Phelan-McDermid

En una comparecencia ante la prensa, Markus Soder subrayó la necesidad de reaccionar a las cifras de contagio que en la capital bávara son «demasiado elevadas» y establecer una serie de normas estrechamente consensuadas con el alcalde Dieter Reiter.

Para ello, el uso de mascarilla seguirá siendo generalizado en las escuelas, al tiempo que se introducirá en las plazas públicas, sobre todo a partir de cierta hora, donde también está previsto prohibir el consumo de alcohol, indicó.

«El objetivo es minimizar notablemente el riesgo sin tener que descartar la alegría de vivir», dijo.

 


Fuente: Télam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here