Las autoridades municipales decidieron cierta relajación en el confinamiento domiciliario de los 25 millones de habitantes para que más de 12 millones puedan salir de casa, pero sin moverse de su barrio.

La ciudad china de Shanghai, confinada desde principios de mes, anunció este miércoles una prudente relajación de sus medidas sanitarias, a pesar del aumento de muertos causado por un brote de Covid-19 que hace mella en la economía nacional.

El malestar ha calado entre muchos habitantes de la capital económica de China, exasperados por las dificultades de obtener comida durante el confinamiento y por el aislamiento forzado de los positivos en centros de cuarentena.

Además, las medidas del confinamiento, previsto inicialmente para cuatro días, han provocado problemas en las cadenas de suministro y han hecho parar la producción de numerosas empresas.

El grado de movimiento permitido suele depender de la tolerancia de los voluntarios del Partido Comunista, que aplican con más o menos celo las medidas anticovid

Ante ello, las autoridades municipales decidieron cierta relajación en el confinamiento domiciliario de los 25 millones de habitantes para que más de 12 millones puedan salir de casa, pero sin moverse de su barrio, dijo el funcionario de salud local Wu Ganyu.

LEÉR MÁS  Varios países registran casos de viruela del mono y temen que el virus se esté expandiendo

En conferencia de prensa, agregó que el virus estaba por primera vez «bajo control efectivo» en algunas parte de la ciudad, informó la agencia de noticias china Xinhua.

El grado de movimiento permitido suele depender de la tolerancia de los voluntarios del Partido Comunista, que aplican con más o menos celo las medidas anticovid.

El gigante asiático sigue defendiendo la estrategia de tolerancia cero con el coronavirus y muestra mucha prudencia ante los contagios, especialmente entre personas mayores, más vulnerables y menos vacunadas.

China sigue defendiendo la estrategia de tolerancia cero con el coronavirus y muestra mucha prudencia ante los contagios

Estas medidas no consiguieron contener el brote de Shanghai, que registró 18.000 nuevos casos en las últimas 24 horas y siete nuevas víctimas mortales, todas ellas con patologías previas y cinco de ellas mayores de 70 años, informaron autoridades.

Desde marzo, afectada por la variante Ómicron del virus, Shanghai ha registrado más de 400.000 infecciones y 17 fallecidos, los primeros anunciados el lunes.

El balance oficial de muertos es bajo respecto al número de casos, aunque algunos ponen en duda esos datos, especialmente teniendo en cuenta la baja tasa de vacunación de la población anciana en China.

LEÉR MÁS  Más de 1.900 militares ucranianos de Azovstal se rindieron a las fuerzas rusas

Como comparación, Hong Kong, que también tiene a muchos ancianos no inmunizados, ha registrado casi 9.000 fallecimientos en un total de 1,18 millones de casos por el brote de ómicron estallado en enero.

La estrategia cero covid, consistente en confinamientos precoces, test masivos y fuertes restricciones fronterizas, ha permitido a China mantener niveles bajos de infección comparado con la mayoría de países, que ahora apuestan por convivir con el virus.

Sin embargo, estas medidas están impactando en los transportes y las fábricas, llevando a las autoridades a elaborar una «lista blanca» de industrias y compañías clave en las que la actividad debe continuar.

Más de 600 de estas firmas está en Shanghai, el principal motor económico del país. Allí también se encuentra una fábrica del gigante estadounidense Tesla, que reanudó el martes su producción tras 20 días de suspensión, según medios locales.

El trabajo también se retoma en el noreste del país, cuna de su industria automóvil, donde decenas de millones de personas estuvieron confinadas en las últimas semanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here