Chile: ordenan desalojar los colegios tomados en Santiago

El alcalde de Santiago, Pablo Zalaquett, explicó este mediodía que en la reunión mantenida ayer con dirigentes secundarios no se pudo llegar a acuerdo debido a que las demandas de los jóvenes están enmarcados en cuestiones a nivel nacional que superan la capacidad del municipio pero aclaró que sí le compete restablecer el orden.

»Por lo tanto he firmado el desalojo para los cuatro colegios que no aceptaron la propuesta», recalcó el alcalde en referencia a los liceos Confederación Suiza de Santiago y de La Reina, Darío Salas, Barros Borgoño, Miguel de Cervantes, de Aplicación y 7 de Niñas, tomados desde la semana pasada en una acción de protestas que había incluido a un total de 12 establecimientos, entre la capital chilena y otras ciudades del país.

Los dirigentes de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (Aces), que promueve las tomas, rechazaron la propuesta que anoche les hizo Zalaquett, de realizar tomas de establecimiento de manera reflexiva, dejando que concurran a clases los alumnos que no están de acuerdo con la medida.

Las demandas de los estudiantes incluyen propuestas relacionadas con la reforma educativa, reconstrucción de varios liceos afectados por el terremoto de 2010 y la anulación de las sanciones contra alumnos que participan en las tomas, conocidas como la ley Hinzpeter.

Cristofer Sarabia, representante de la Coordinadora Nacional Estudiantes Secundarios (Cones), la otra agrupación de secundarios, se manifestó preocupado por el resultado que puede traer estas formas de movilización.

LEÉR MÁS  Irán reportó un récord de casi 14.000 casos diarios y el total se eleva a 900.000

»Nosotros estamos haciendo una medida desesperada que es la toma, precisamente para que se nos tome en cuenta y se nos incluya en un diálogo fortuito. Se tiene que ver este tipo de movilización no como un fin, sino como una herramienta de creación social y una creación de una plataforma política de los secundarios», añadió.

En cuanto a la reunión que sostuvieron los dirigentes de los liceos movilizados con Zalaquett, Sarabia indicó que »hay que entender que el alcalde es un director territorial, y por lo que estamos demandando nosotros son por problemas de fondo, problemas estructurales de la educación».

En tanto, Noam Titelman, vocero de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), que reúne a los universitarios, emplazó, al igual Sarabia, al ministro de Educación, Harald Beyer, de facilitar el diálogo.

»El ministro una y otra vez ha cerrado la puerta al diálogo (…) por eso es que le hemos hecho este llamado en los distintos temas que hemos planteado en reforma tributaria, en Ley Hinzpeter, en desmunicipalización».

La reforma tributaria, que se trata en estos días en el Congreso, es rechazada tanto por secundarios como por universitarios por entender que, aunque destina mayores recursos a la educación, no resuelve el problema de fondo, que es la ausencia de un sistema público gratuito.

LEÉR MÁS  Tokio pide evitar salidas e impulsa cierres de comercios mientras avanza el coronavirus

Las tomas se desarrollaron en un ambiente de tensión y con enfrentamientos esporádicos entre manifestantes y Carabineros, en los que incluso hubo detenidos.

Las protestas estudiantiles, que el año pasado derrumbaron la popularidad del presidente Sebastián Piñera, recrudecieron a pocos meses de las elecciones municipales de octubre ante la insatisfacción de los estudiantes con las propuestas del gobierno para reformar el sistema.

»El gobierno ha tenido oídos sordos planteando tímidas aspirinas que en lugar de hacerse cargo del problema central, lo eluden» indicó la Confech en una declaración pública, en la que advirtió que los estudiantes universitarios continuarán movilizados mientras la discusión en educación siga »entrampada», decisión compartida por los secundarios.

Los estudiantes secundarios pretenden la mejora del actual sistema público, que no asegura el ingreso a la educación superior y cuya calidad no alcanza los estándares de los establecimientos privados.

A estos requerimientos se suman la exigencia de que la educación pública a nivel primario y secundario retorne al ministerio de Educación, organismo que la pasó a los municipios en 1982 durante la dictadura pinochetista.

Las tomas de los secundarios se suman a las movilizaciones que protagonizarán los próximos días los estudiantes universitarios, cuyas demandas son la educación gratuita y el fin del lucro en las entidades de educación superior. Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here