El gobierno de Chile anunció este lunes un incremento del salario mínimo nacional y una serie de medidas para «amortiguar» la inflación, luego de una reunión entre las autoridades y representantes de la Central Unitaria de Trabajadores del país sudamericano (CUT).

En concreto, el ministro de Hacienda de Chile, Mario Marcel, anunció que se propondrá al Congreso un reajuste del ingreso mínimo mensual, para los trabajadores mayores de 18 y menores de 65 años, de 50.000 pesos (unos 59 dólares).

De esta forma, el ingreso mínimo mensual será de 380.000 pesos (unos 450 dólares) a partir de 1 de mayo, mientras que, a partir del 1 de agosto, subirá a 400.000 pesos (unos 472 dólares)

«En caso de que la inflación acumulada en 12 meses a diciembre de 2022 supere el 7 % el ingreso mensual, se va a incrementar a 410.000 pesos (unos 483 dólares) a contar de enero de 2023. Junto con estos reajustes del ingreso mínimo, también en las mismas proporciones y fechas se van a reajustar los ingresos mínimos para trabajadores menores de 18 y mayores de 65», apuntó y aclaró que también tendrán esta proporción de aumento el subsidio único familiar y la asignación familiar.

LEÉR MÁS  Ataque con misiles rusos en el oeste de Ucrania destruyó infraestructura ferroviaria

Además, sostuvo que, en el caso de las micro y pequeñas empresas, el Estado les otorgará «una compensación transitoria» para amortiguar el incremento real del ingreso mínimo mensual.

En tanto, Marcel señaló que se establecerá un observatorio del valor al público de la canasta de alimentos con el objetivo de proteger estos productos ante un aumento inflacionario.

Reunión con la Central Unitaria de Trabajadores

Respecto a la reunión con la CUT, el ministro destacó que es un motivo de «especial satisfacción» poder llegar a un acuerdo en su primera negociación formal con los trabajadores y la «materialización de una parte importante de la agenda» del programa del mandatario Gabriel Boric.

LEÉR MÁS  Para Putin, Suecia y Finlandia "no son una amenaza"

De la reunión también participó la ministra de Trabajo y Previsión Social, Jeannette Jara, quien agradeció «la disposición» de la CUT para buscar un buen punto de acuerdo para «los más de 800.000 trabajadores» que ganan el salario mínimo.

Por su parte, el presidente de la CUT, David Acuña, dijo que este se trata de «un gran avance» en la protección de los derechos de los trabajadores.

«Hemos empezado a construir un diálogo verdadero, saludamos esta instancia y esperamos seguir avanzando, tenemos la voz fuerte, somos una contraparte que nos permite poder avanzar», concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here