Chile: Auguran un triunfo de Bachelet en primera vuelta

El escenario postelectoral según se defina o no la elección en primera vuelta y el futuro de la derecha chilena, de cuyas filas salieron a la luz una serie de desencuentros en los últimos días, fueron los temas principales analizados para Télam por el cientista y sociólogo Patricio Navia y el analista Pepe Auth, quien además es candidato a diputado por la oposición.

»El domingo no se elige la hoja de ruta, sino quién es el piloto», resumió Navia para dejar en claro que un futuro gobierno de Bachelet no marcará demasidas diferencias con el actual de Sebastián Piñera, »como tampoco Piñera marcó demasiadas diferencias con el anterior de Bachelet».

Para el especialista de 43 años y profesor de la Universidad Diego Portales y de la Universidad de Nueva York, el triunfo de Bachelet en primera vuelta sólo podría peligrar si votan al menos ocho millones de personas, una cifra que aparece como difícil de alcanzarse.

En estas elecciones, el voto es voluntario pero cualquier ciudadano puede emitirlo sin inscripción previa, al revés de lo que ocurría anteriormente, cuando quien se anotaba estaba obligado a sufragar.

Navia explicó que la elección de pasado mañana demostrará que »Bachelet es mucho más popular que los partidos que representa como candidata, mientras que en la derecha ocurre exactamente lo contrario con la figura de Evelyn Matthei», aspirante a presidenta por la oficialista Alianza.

»Si el 60 por ciento de los chilenos cree que el rumbo político y económico de Chile es el correcto pero la candidata del gobierno no llega a los 20 puntos de intención de voto, tenemos que entender que el domingo lo que se vota es una persona, y no un plan de gobierno», razonó.

LEÉR MÁS  Moscú vuelve a imponer restricciones ante el aumento de los contagios de coronavirus

En el mismo sentido, Auth destacó que la figura de la exmandataria le permite asegurar que »ganará en primera vuelta en un 99,9 por ciento» de las posibilidades, y sostuvo que esa gran elección traccionará votos para los candidatos al Congreso, cuyo número será decisivo a la hora de poder concretar algunas reformas que Bachelet pretende, entre ellas la de la Constitución.

Para el dirigente del Partido por la Democracia (PPD), aliado de la Nueva Mayoría que lleva a Bachelet como candidata, la postulación de la exmandataria reconquista votos que en los comicios de 2009 logró el progresista Marco Enríquez-Ominami por omisión de la campaña de la entonces Concertación.

En aquella elección, según Auth, el triunfo de Piñera »no se debió a que Chile se corrió a la derecha, sino a que la Concertación no fue capaz de superar su desgaste ni de presentarse como una variante cierta para llevar adelante algunas transformaciones muy necesarias».

Respecto de la elección que logrará Matthei, que se anticipa muy por detrás de la de Bachelet aún cuando tenga alguna chance de entrar en la segunda vuelta, los dos especialistas coincidieron ante Télam que no es posible que en el Chile de hoy llegue a la presidencia alguien que votó por el »sí» en el referendo de 1988 sobre la continuidad de la dictadura de Augusto Pinochet.

LEÉR MÁS  China tendrá 610 millones de dosis de vacunas en 2020 y 1.000 millones en 2021

El dato, que se reflotó en setiembre pasado cuando se cumplieron 40 años del golpe contra Salvador Allende, provocó una dura crisis en el interior de la derecha, toda vez que fue el propio Piñera -que siempre dijo haber votado por el »no»- quien señaló como »un error» la decisión de Matthei.

Auth consideró al respecto que con aquel comentario »Piñera mató a Matthei», y Navia, no menos ilustrativo, sostuvo que »el presidente dijo lo que todos iban a decir, y tal vez no la mató, pero le puso los clavos en el ataúd».

Respecto del futuro de la Alianza hoy oficialista que integran Renovación Nacional (RN) y la Unión Demócrata Independiente (UDI), Auth arriesgó que a partir del próximo gobierno cada agrupación pondrá fin a la relación que los une y funcionarán por separado, escenario en el que cree que RN se constituirá en »un partido de derecha, liberal, pero fuerte y democrático».

Sobre el tema, y fiel a su búsqueda de figuras, Navia consideró que la RN y la UDI »son un matrimonio por conveniencia: se odian pero también se necesitan entre sí».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here