Camino al horror: se cumplen 75 años de la “Noche de los cristales rotos”, preludio del Holocausto

La noche de la Kristallnacht el ministro de Propaganda alemán, Joseph Goebbels, pronunció un encendido discurso contra los judíos, con motivo de cumplirse un nuevo aniversario del frustrado Putsch (golpe) de la cervecería de Munich de 1923, mediante el cual Hitler quiso tomar el poder.

“Al cumplirse un nuevo aniversario de ´La Noche de los cristales rotos´ debemos reflexionar no sólo sobre aquella noche sino sobre la Shoá (Holocausto)”, dijo a Télam el presidente del Museo del Holocausto de Buenos Aires, Claudio Avruj.

“En ese sentido es oportuno comprender, como dice (el historiador del Holocausto) Yehuda Bauer, que la Shoá no es solo un precedente sino una advertencia sobre la capacidad que tiene el ser humano de perpetrar crímenes a gran escala, en cualquier época y lugar”, afirmó Avruj.

Cuando la violencia estalló en distintas partes de Alemania tras el discurso de Goebbels, la policía regular fue siempre un mero espectador de las tropas de asalto nazi, apoyadas por miembros de las Waffen SS (tropa de elite de Hitler), según algunos historiadores.

Según un informe del diario británico The Guardian, la operación se realizó en dos partes: primero pequeños escuadrones de nazis rompieron bien temprano las ventanas de prominentes negocios judíos.

LEÉR MÁS  Ciudad alemana de Múnich anuncia restricciones para contener el coronavirus

Luego todos los negocios fueron marcados con signos especiales, con el fin de facilitar la destrucción posterior, y cerca del mediodía los escuadrones originales fueron complementados por otros grupos que entraban en los negocios.

El germen del antisemitismo ya había sido sembrado por Hitler en su libro “Mi lucha”, obra que, poco después de que el führer fuera nombrado canciller en 1933, fue establecida como lectura obligatoria en Alemania

El ministro Goebbels no negó ante la prensa extranjera los informes sobre el asalto de los negocios judíos, pero declaró que fueron »manifestaciones espontáneas» contra el asesinato de Vom Rath.

Con motivo de cumplirse el 75ª de la Kristallnacht, la jefa del gobierno alemán, la canciller Angela Merkel expresó que Alemania tocó “fondo” durante »La noche de los cristales rotos».

Merkel admitió: »Aún no se alcanzó el objetivo de que no haya más tendencias antisemitas en Alemania».

Al ser consultado por las declaraciones de la jefa del gobierno alemán, el presidente del Museo del Holocausto de Buenos Aires dijo que fue un “acto de valentía y de sinceridad de Merkel, que refleja lo que está pasando en varios países europeos, entre ellos Hungría, donde el antisemitismo ha resurgido”.

LEÉR MÁS  La capital de Corea del Sur retoma las clases presenciales tras retroceso del coronavirus

“El antisemitismo también lo vemos en Francia, donde es un flagelo que está instalando el prejuicio de la discriminación y la intolerancia en la sociedad”, dijo Avruj, quien afirmó que “la educación aún no le ganó la batalla al antisemitismo”.

El germen del antisemitismo ya había sido sembrado por Hitler en su libro “Mi lucha”, obra que, poco después de que el führer fuera nombrado canciller en 1933, fue establecida como lectura obligatoria en Alemania.

En 1942, los nazis pusieron en marcha la llamada “Solución final” contra los razas que ellos consideraban “inferiores”, entre ellos negros, gitanos y eslavos. El Holocausto causaría la muerte de alrededor de seis millones de judíos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here