El presidente chileno participó  en el IV CEO Summit of the Americas, en el marco de la Cumbre de las Américas que se celebra en Los Angeles y destacó ante empresarios de las riquezas que dispone su país para realizar inversiones.

El presidente chileno, Gabriel Boric, defendió este miércoles «la responsabilidad fiscal» para un «cambio» en Chile, durante un foro al margen de la Cumbre de las Américas en el que llamó a la calma a los empresarios y los invitó a invertir en su país que, afirmó, es uno de los que tienen mayor desarrollo en la región.

«Los queremos hoy día invitar a seguir participando en nuestro proyecto de un desarrollo más inclusivo», manifestó Boric durante su intervención en el IV CEO Summit of the Americas, en el marco de la Cumbre de las Américas que se celebra en Los Angeles, Estados Unidos.

El mandatario izquierdista, de 36 años, que encarna un cambio generacional y de signo político en Chile, realiza su primera gira por Norteamérica, y en la previa a la Cumbre visitó en Canadá al primer ministro Justin Trudeau, y se reunió con altos empresarios acompañado de su ministro de Economía, Nicolás Grau.

«Nos hemos comprometido con un cambio sustantivo y los cambios sustantivos hay que hacerlos con responsabilidad fiscal», afirmó Boric, quien se reunió con representantes de Amazon, Walmart y Coca-Cola, entre otras grandes empresas, y tiene una cita programada con el presidente Joe Biden

LEÉR MÁS  Así es la pitón más grande del mundo: pesa 90 kilos y mide 6 metros

«Yo tengo la íntima convicción de que la responsabilidad fiscal, la seriedad fiscal no es una cosa de derechas, no es una cosa solamente de técnicos», dijo, recordando que en América Latina ha habido muchos problemas al respecto, informó AFP

Según Boric, la izquierda «tiene que abrazar la responsabilidad fiscal porque es la manera en la que podemos hacer las cosas bien, es la garantía para poder avanzar sosteniblemente en el tiempo».

«Tenemos demasiados ejemplos en nuestro continente de economías frustradas producto de irresponsabilidad en el manejo de la economía; nosotros vamos a ser serios», insistió Boric, sin nombrar a ningún país.

El mandatario además presumió de los enormes recursos de su país, rico en litio, cobre, viento, suelo agrícola y largas costas y que «quiere apostar fuerte por el hidrógeno verde», pero reconoció que no todo es color de rosa.

«No quiero venir acá a venderles una imagen de una suerte de edén perdido o de ciudad de los césares, sino que Chile es un país también convulsionado», que se enfrenta a 13 años de sequía, con una productividad estancada, una gran desigualdad y la necesidad de diversificar la economía, enumeró.

LEÉR MÁS  El Senado de EEUU aprobó el primer proyecto de ley en décadas sobre control de armas

Para Boric es clave fortalecer «el marco regulatorio y de gobernanza». «Trabajamos para consolidar el respeto, la defensa y la promoción de los derechos humanos como valores fundamentales sin importar cuál sea el color del gobierno que los vulnere y en eso quiero ser muy claro», dijo en el foro, en el que subrayó la necesidad de establecer «reglas del juego que sean transparentes y duraderas en el largo plazo».

La Cumbre de las Américas se desarrolla esta semana en Los Ángeles bajo el boicot de varios presidentes latinoamericanos, como el mexicano Andrés Manuel López Obrador, debido a la exclusión de Nicaragua, Cuba y Venezuela.

Chile también pidió una cumbre inclusiva «entre todos y todas, independientemente de las distintas posiciones», según la cancillería chilena.

Boric tiene previsto una reunión bilateral con Biden, para la que todavía no hay fecha ni hora, según el equipo que le acompaña. Con él comparte «una agenda común» para «un desarrollo en donde nadie se quede atrás».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here