Biden reafirma ante Xi Jinping que su prioridad es el estilo de vida de los estadounidenses

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, expresó su preocupación por las prácticas económicas «injustas y coercitivas» de Beijing, en su primera conversación con el presidente chino, Xi Jinping, desde su llegada a la Casa Blanca.

Biden reafirmó con Xi que su prioridad es proteger «la seguridad, la prosperidad, la salud y el estilo de vida del pueblo estadounidense», según un comunicado de la Casa Blanca.

La postura del nuevo presidente con respecto a China había generada expectativa, debido a los múltiples puntos de tensión que existen entre las dos potencias mundiales.

Aunque Biden mostró claramente su voluntad de distanciarse de la política exterior de Trump, China es uno de los pocos asuntos en los que podría promover una cierta continuidad con respecto a su predecesor.

Un responsable de la administración, que habló bajo anonimato, destacó que el nuevo equipo de gobierno coincide con el anterior en seguir haciendo frente a Beijing en el marco de la «competencia estratégica» entre las dos potencias.

Sin embargo, agregó que se detectaron «verdaderos problemas» en la forma en la que el Gobierno de Trump lo abordó, según la agencia de noticias AFP.

Según el funcionario, el Gobierno planea mantener de momento los aranceles impuestos por Trump a los productos chinos, a la espera de una revisión global de la estrategia comercial estadounidense.

«No tomamos una decisión sobre ese asunto», aseguró. «Habrá cambios en nuestra política comercial frente a China pero no serán inmediatos y, en el intervalo, no eliminaremos los aranceles», explicó, destacando la voluntad de la Casa Blanca de elaborar esa estrategia «en línea con sus aliados».

En una entrevista con la cadena CBS emitida el domingo, Biden advirtió que la rivalidad entre las dos principales potencias se transformará en una «extrema competencia», aunque al mismo tiempo aseguró que quiere evitar un «conflicto» entre los dos países.

«No lo voy a hacer de la forma en que Trump lo hizo. Vamos a centrarnos en las reglas internacionales», aseguró.

En su conversación con Xi, Biden también expresó sus «profundas preocupaciones» por la represión en Hong Kong y las «violaciones de los derechos humanos» en Xinjiang, región donde habita la minoría musulmana de los uigures.

Según los expertos, más de un millón de uigures están detenidos en campos de reeducación política en Xinjiang.

Beijing rechaza el término «campos» y asegura que se trata de centros de formación profesional, destinados a brindar un empleo a la población y mantener a raya el extremismo religioso.

Además, ambos mandatarios intercambiaron sus puntos de vista sobre la lucha contra la pandemia de coronavirus, así como los «retos comunes de la seguridad sanitaria mundial, el cambio climático y la prevención de la proliferación de armas».

Biden también aprovechó para «compartir sus saludos y buenos deseos con el pueblo chino» con motivo del Año Nuevo Lunar.

 


Fuente: Télam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here