América latina aportará al crecimiento mundial más que Europa.

El período comprendido entre el 2013 y el 2020 »será un ciclo de bajo crecimiento en las economías industrializadas y de dinamismo en las economías emergentes», señaló la CEPAL en un documento presentado en su reunión anual de El Salvador.

»Muchos analistas prevén que en el período del 2012 al 2017 el crecimiento de los países industrializados [el Norte] se mantendrá bajo, mientras que el de los países en desarrollo [el Sur] sólo mostrará una leve desaceleración», sostiene el estudio.

Naciones Unidas proyecta un crecimiento medio anual de 2,5% para los países del Norte y de 5,6% para los del Sur entre el 2013 y el 2020, mientras el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la OCDE vaticinan tasas aún mayores para el Sur.

Según todos los organismos, los Estados Unidos serían el país con mejor desempeño dentro del Norte, mientras en el Sur, China continuaría siendo el país con la mayor expansión entre el 2013 y el 2017, con una tasa anual proyectada cercana al 8 por ciento.

América latina crecería a tasas promedio de 5% mientras que »en el conjunto de países industrializados se produciría menos de un tercio del crecimiento mundial».

Fuera del largo plazo, la Cepal rebajó la proyección de crecimiento para América latina para este año en 0,5 puntos de PBI y estimó además que la economía argentina también crecerá menos que lo esperado: un 2,5%, por debajo del 3,5% estimado en junio pasado.

LEÉR MÁS  Irán acusó a Israel de matar "de forma remota" a un científico nuclear y promete responder

La baja se explica »por la contracción de demanda externa que se va a transmitir a las economías, a las economías exportadoras en general», indicó la titular de la Cepal, Alicia Bárcena.

La Argentina también crecería por debajo del promedio regional. La revisión general a la baja del crecimiento de América latina para el 2012, que llega al 3,2%, es »consecuencia de un entorno directo poco dinámico», según advirtió el organismo. En su medición anterior, la Cepal había augurado una expansión regional del 3,7 por ciento.

»Hubo grandes economías que crecieron menos que lo esperado, como por ejemplo el caso de Brasil», aseguró Bárcena para explicar el bajo promedio.

El consumo privado, si bien repuntó en lo que va del año frente a su retroceso inicial a fines del 2011, todavía está por debajo de años anteriores. A pesar de un repunte de la inversión y consumos públicos, en Sudamérica se detalla »una tendencia a la desaceleración del crecimiento del PBI, más marcada a partir del tercer trimestre del 2011».

LEÉR MÁS  Corea del Sur suma restricciones por temor a un agravamiento del rebrote

El aumento de las importaciones refleja el aumento de la inversión, según indica el informe regional. En la Argentina, las importaciones de bienes de capital –maquinaria para la industria– cayeron 19% entre enero y julio en comparación con los mismos meses del año anterior, de acuerdo con el último Informe de Comercio Exterior del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El menor dinamismo de las exportaciones fue una »contribución negativa», según el análisis del organismo regional que depende de Naciones Unidas.

El documento estima una tasa de crecimiento del PBI algo menor a 0,5% en abril-junio, con relación al trimestre anterior, »una cifra considerablemente inferior a las registradas en el segundo trimestre del 2009». La desaceleración fue más marcada en la industria.

El organismo que dirige Bárcena estima que las exportaciones de la región crecerán un 5% este año, lejos del 23% del año anterior. En siete meses, las exportaciones argentinas acumulan una caída del 1%, según los datos del INDEC.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here