Alemania suma casi 5.000 casos de coronavirus en 24 horas y ya superan los 108.000 contagios

Alemania superó este jueves los 2.000 muertos por la pandemia de coronavirus, que deja ya en el país más de 108.000 contagiados luego que se informara que durante las últimas 24 horas se constataron casi 5.000 nuevos casos, mientras se comienza a evaluar la posibilidad de flexibilizar las medidas de restricción.

Las cifras de muertes y contagios fueron informadas por el Instituto Robert Koch (RKI), la agencia gubernamental alemana responsable del seguimiento de enfermedades infecciosas que precisó que registró 4.974 nuevos contagios, casi 1.000 más que el día anterior, lo que sitúa la cifra total desde que comenzó el brote en 108.202.

Además informó de la muerte de otras 246 personas, lo que hace que en el país sean ya 2.107 las víctimas mortales.

En relación a la distribución interna de los contagios, la región de Baviera se mantiene como la más golpeada, con 28.827 casos (1.263 nuevos casos), y con 635 fallecidos, seguido por Renania del Norte-Westfalia, con 21.961 contagios y 384 víctimas mortales.

En Berlín, la capital, hay ya 4.202 casos.

La canciller alemana, Angela Merkel, planea debatir el modo de proceder con los primeros ministros de los estados federados el 15 y el 19 de abril, fecha esta última en la que expiran las medidas actuales.

Por la pandemia, el gobierno alemán ordenó medidas que paralizaron parcialmente la economía y provocaron situaciones inéditas. A modo de ejemplo, el aeropuerto de Frankfurt, el más importante del país, registró un caída interanual del 90% de su actividad..

En vista de los éxitos iniciales en la contención de la epidemia, el ministro de Salud alemán, Jens Spahn, consideró que tal vez sería posible tomar medidas cautelosas para salir del confinamiento después de las vacaciones de Semana Santa.

«Si se mantiene esta evolución de las cifras de contagios, podremos hablar con los primeros ministros sobre una vuelta gradual a la normalidad después de las vacaciones de Semana Santa», indicó Spahn en declaraciones al diario Handelsblatt.

Hoy está prevista una reunión del Gabinete de Crisis del gobierno para analizar los pasos a seguir, aunque todavía son mayoría los ciudadanos alemanes que creen que es demasiado pronto para flexibilizar las medidas.

Según una encuesta del instituto demoscópico Civey publicada este jueves por la revista Business Insider y recogida por la agencia DPA, alrededor del 56% de los alemanes considera que es demasiado pronto para flexibilizar las restricciones aplicadas en el país el próximo 20 de abril, fecha límite establecida para las medidas restrictivas.

Por contrario, casi el 30 por ciento de los encuestados considera que una flexibilización a partir del 20 de abril sería apropiada, mientras que solo el 9,4 por ciento opina que debería entrar en vigencia antes de esa fecha.

 

 


Fuente: Télam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here