POR UN CAMBIO BUROCRÁTICO LA LEY DE ECONOMÍA DEL CONOCIMIENTO SE QUEDÓ SIN REGLAMENTACIÓN Y NADIE PUEDE ACCEDER A SUS BENEFICIOS

En los últimos días, se dio a conocer que a raíz de los cambios en el Ministerio de Desarrollo Productivo y la creación de una subsecretaría de Economía del Conocimiento le pusieron un freno a la ley del mismo nombre. El cambio burocrático impedirá que, hasta que haya una nueva decisión, las empresas que exportan servicios basados en el conocimiento no accederán a ningún tipo de beneficio. Esto incluye también a las empresas de software que durante 15 años gozaron de esta promoción y cuya ley finalizó su vigencia el pasado 31 de diciembre.

El objetivo de la ley 27.506 es promocionar actividades económicas que apliquen el uso del conocimiento y la digitalización de la información apoyado en los avances de la ciencia y de las tecnologías, a la obtención de bienes, prestación de servicios y/o mejoras de procesos.

La ley de economía del conocimiento fue aprobada por todo el arco político en mayo del año pasado, luego de meses de trabajo entre el sector público y el privado. La economía del conocimiento incluye a otros sectores además del software tales como la producción audiovisual, la biotecnología, los servicios profesionales que se exportan, la nanotecnología, la industria aeroespacial y satelital, la ingeniería para la industria nuclear y la fabricación, puesta a punto, mantenimiento e introducción de bienes y servicios orientados a soluciones de automatización en la producción

LEÉR MÁS  LA LIBERTAD NO ES COSA DE COBARDES. LA JUSTICIA TAMPOCO por Graciana Peñafort

La suspensión de la reglamentación de la Ley de Economía del Conocimiento tomó por sorpresa a las empresas del sector, que esperaban contar con beneficios fiscales desde el 1° de enero de este año. La norma, que fue votada por el Congreso y reglamentada por el Gobierno anterior en octubre pasado, se proponía impulsar la actividad de firmas de servicios empresariales, de software e informática, audiovisuales y de apoyo a la actividad primaria. Según cálculos del ex Ministerio de Producción, en el primer semestre de 2019 el sector se ubicó tercero entre los complejos exportadores, con USD 3.385 millones. A través de beneficios fiscales, buscaba duplicar las exportaciones y el empleo en el sector.

Angel Quiles como Presidente del POLO DE INNOVACIÓN TECNOLÓGICA REGIÓN SUR MENDOZA explicó su preocupación personal y de todas las empresas e instituciones que conforman el PIT que la continuidad de beneficios impositivos para las empresas dedicadas al desarrollo de conocimiento que, además, se exporta, es uno de los principales incentivos de la Argentina para atraer nuevas inversiones en un contexto donde la mayoría de los países de la región aplica beneficios. Sin ir más lejos, Uruguay aplica 0 arancel a estas actividades. Y para las empresas cuyo principal insumo es el talento es muy fácil decidir una nueva inversión en un país o en otro cuando suceden estas cosas. Por otro lado, leyes como éstas, son herramientas que actúan como motor e impulsor de emprendimientos locales con visión global de alto valor agregado y desarrollo de puestos de trabajo genuinos y de calidad. particularmente en nuestra región tenemos alrededor de 25 emprendimientos activos que generan una cifra cercana a los 400 puestos de trabajo, donde las empresas tienen una antigüedad promedio no mayor a los 8 años

LEÉR MÁS  Hospital Perrupato: No hay Coronavirus en Mendoza

Si bien, tanto nosotros como otras entidades nacionales vinculadas al sector, estamos a la espera de definiciones por parte del gobierno nacional, nuestra preocupación e incertidumbre por estos días está fundamentalmente dada porque una empresa que presta este tipo de servicios puede crecer donde se le brinden las condiciones para hacerlo, no está atada físicamente como una industria tradicional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here