Una tendencia que crece: ser madre después de los 30 años

Cada vez son más las mujeres que retrasan su deseo de ser madres después de cumplir los treinta e incluso los cuarenta años. Analistas indican que el aumento de la esperanza de vida, la búsqueda de la realización profesional y la autosatisfacción personal terminan aplazando la maternidad. Durante 2013, uno de cada tres partos que hubo en Mendoza pertenecen a esta franja etaria.

Décadas atrás, la sociedad argentina penalizaba a las mujeres que no se casaban ni tenían hijos antes de los treinta. La maternidad no era una decisión sino una obligación, y por tanto no estaba “bien visto” que se aplazara por objetivos personales. En la actualidad, esto ha cambiado.

La economía familiar es un punto sensible a la hora de tener hijos ya que es casi imposible mantenerlos con un solo ingreso.
Carla Bitti, psicóloga del Cuerpo Auxiliar Interdisciplinario de los Juzgados de Familia, explicó que cada vez es más común encontrarse con que “las mujeres retrasan su maternidad y prefieren crecer en lo profesional y no tanto como madres”. “Ahora las mujeres –y también los hombres–, se centran en estudiar, hacer una carrera y conseguir un trabajo que les permita cierto grado de independencia económica”, subrayó.

LEÉR MÁS  Una dieta equilibrada llena de proteínas

La economía familiar es un punto sensible a la hora de tener hijos ya que es casi imposible mantenerlos con un solo ingreso. Bitti comenta que esto también incide en lo emocional de las madres jóvenes “que se sienten culpables por dejar a sus hijos durante la mitad del día para ir a trabajar, porque con el sueldo de su pareja no alcanza para cubrir todos los gastos”.

Este avance en la forma de entender la maternidad como una decisión y no como una obligación ha determinado también la caída de modelos machistas que imponían que “la obligación de la mujer es estar en la casa cuidando a los hijos”. Al respecto, la psicóloga explica que esto se ha traducido en una frustración de algunos hombres que “ya no encuentran mujeres que quieran simplemente ocupar ese rol”.

LEÉR MÁS  Día Mundial contra la Obesidad

Planificación familiar

Esto no significa que la mujer haya perdido el deseo de ser madre, sino que se ha desplazado para después de los cumplir los treinta. Esta tendencia está respaldada por las estadísticas de natalidad en Mendoza que indican que de los 34.530 nacimientos que hubo durante 2013 en hospitales públicos, 12.199 pertenecen a mujeres de esta franja etaria, es decir, un tercio del total.

Fernando Neuspiller, director del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) de Buenos Aires, comentó que entre 2003 y 2013, notaron un desplazamiento de la edad de acceso a la maternidad, que llega a los 40 años. “Hoy la media de edad de las mujeres que vienen a nuestra clínica es de 40 años, cuando en 2008 la media era de 38 años”, explicó.

Fuente: DiarioVox

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here