Nutrición: ¿Los edulcorantes son malos para la salud?

Se los señala como perjudiciales y se desaconseja su consumo, incluso sin fundamentos. ¿Cuáles son sus verdaderos efectos sobre la salud?

Naturales, orgánicos, nutritivos o reducidos en calorías: las opciones para endulzar infusiones y comidas es vasta en sabores, texturas y propiedades, e incluso hasta los menos cuestionados supieron colocarse bajo la lupa de sus detractores. En ese consultorio online que para muchos representan las redes sociales, son prolíferos losinfluencers que, con mucho de intención y poco de información, «aconsejan» a sus seguidores evitar ciertos alimentos. Entre los elegidos, los edulcorantes tienen un lugar de privilegio.

Pero, ¿en qué basan sus recomendaciones de no consumirlos? «Si uno le pregunta a las redes sociales hay un montón de publicaciones que los demonizan pero, justamente, los que menos sustento científico tienen son los que más ‘likes’ poseen», menciona el doctor Carlos González Malla, médico clínico y miembro de la Fundación Cardiológica Argentina (FCA).

Y completa: «Cuando uno entra en una de esas publicaciones dice que hacen muy mal, que pueden dar cáncer, generar reacciones alérgicas, aumentar el peso. Y cuando se busca la bibliografía sobre la cual está sustentada esa información detallan que ‘existen estudios científicos’. Es decir, no mencionan la fuente que utilizan para realizar estas afirmaciones».

La sugerencia de no agregar dulce a las bebidas e infusiones, de evitar el consumo de líquidos azucarados y de no tener como hidratación de cabecera a las gaseosas, por más light o reducidas enazúcar que se presenten, sigue vigente en todas las guías denutrición ​saludable. Sin embargo, el rol, o mejor dicho los efectos de los edulcorantes sobre la salud, todavía no encuentran una definición concluyente. Aunque hasta el momento, no parecen tan malos como se los muestra.

«Cuando los médicos queremos hacer una recomendación o hablar sobre algún tema, buscamos los artículos científicos de mayor rigurosidad. Actualmente, existen revisiones sistemáticas que evaluaron múltiples desenlaces del consumo de edulcorantes: sobre la cognición, sobre la enfermedad cardiovascular, sobre el cáncer (sobre todo de vejiga y renal), sobre parámetros de laboratorio (obesidad, diabetes). Luego fueron a ver qué pasaba con las personas que consumen estos aditivos, y con las que no», detalla González Malla.

Solo en población obesa o con sobrepeso, el reemplazo del azúcar por edulcorantes puede ayudar a descender hasta dos kilos.
Solo en población obesa o con sobrepeso, el reemplazo del azúcar por edulcorantes puede ayudar a descender hasta dos kilos.
Los análisis y estudios a los que hace referencia fueron encabezados por investigadores de la Universidad de Manitoba, en Canadá, por científicos y médicos de Alemania y Hungría, y de especialistas en epidemiología de París, Francia. Lo qué reveleron estos informes, o más aún lo que descartaron, apunta a una presunta inocencia de estos aditivos sobre daño alguno para la salud​. En concreto:

✔️ Sobre el cáncer, no encontraron evidencia de que aumenten el riesgo de padecerlo.

✔️ Peso corporal: sobre la población media no generan un gran impacto, mientras que en las personas que quieren bajar de peso o tienen sobrepeso u obesidad podrían ayudar a reducir 2 kilos.

✔️ Diabetes​ o control glucémico: observaron que no hay aumento de su desarrollo ni de la insulinoresistencia.

✔️ Apetito y conducta alimentaria: advirtieron que disminuye el consumo diario de calorías y no generan cambios en el apetito.

✔️ Consumo de azúcar y preferencias de dulce: genera una reducción del consumo de azúcar y no hay cambios en la inclinación hacia los postres, panificados, golosinas y demás dulces.

✔️ Presión arterial: notaron que esta medida disminuye en las personas que lo consumen (a excepción del aspartamo).

✔️Estados de ánimo y depresión​: sobre todo con el aspartamo, pudo observarse un posible aumento del riesgo de depresión (no de otros estados de ánimo como el pánico o la ansiedad).

Ni riesgo aumentado de cáncer, ni adicción a lo dulce ni fomento de la diabetes. La ciencia no encontró efectos adversos en el consumo de endulzantes.

Ni riesgo aumentado de cáncer, ni adicción a lo dulce ni fomento de la diabetes. La ciencia no encontró efectos adversos en el consumo de endulzantes.

 

✔️ Trastornos cognitivos: no se registró que aumente su riesgo. Aunque sí conviene aclarar que en los niños podrían generar una disminución en las habilidades neurocognitivas, con respecto a los que consumen azúcar.

«Dicho esto, los edulcorantes parecerían ser seguros, ya que no hay evidencia de que generen un problema para la salud. Podrían aumentar el riesgo de depresión, pero estas conclusiones están basadas en estudios científicos de baja calidad, y existe la posibilidad de que surjan nuevos informes que cambien lo que sabemos hasta ahora. ¿Qué sabemos?, que no podemos afirmar tan vehementemente que los edulcorantes hagan mal», concluye el clínico.

 

 


Fuente: Clarín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here