Las decisiones se toman mejor con la vejiga llena

Tuk y sus colegas Debra Trampe, de la Universidad de Groningen, y Luk Warlop, de la Universidad Católica de Lovaina, diseñaron un experimento en el que varios sujetos bien bebían cinco tazas de agua o bien tomaban pequeños sorbos de cinco tazas separadas. Transcurridos 40 minutos -la cantidad de tiempo aproximada que tarda el agua en llegar a la vejiga-, los investigadores evaluaron el autocontrol de los participantes, a los que se les ofrecieron ocho opciones, cada una de las cuáles daba a escoger entre una pequeña recompensa inmediata y otra mayor pero a largo plazo. Los investigadores demostraron que las personas con la vejiga llena solían optar por las recompensas a largo plazo, más beneficiosas.

LEÉR MÁS  Tu casa, ¿es yin o yang? Descubre qué energía es la que reina

“Escogemos mejor con la vejiga llena”, concluye Tuk, que recomienda beber una botella de agua antes de tomar las decisiones que consideramos importantes.

fuente: muyinteresante.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here