»La raza humana enfrenta una extinción inminente»

El científico británico Stephen Hawking destacó ayer que la detección de las ondas gravitatorias generadas después de la creación del Universo con el Big Bang es »otra confirmación de la inflación» cósmica hallada hace más de 30 años.

En declaraciones a Radio 4 de la BBC, el prestigioso científico de la universidad inglesa de Cambridge recordó que esta »inflación» fue concebida por primera vez por el cosmólogo Alan Guth, quien argumentó que en la creación del Universo hubo un período de »aceleración», una expansión ultrarrápida.

Hawking recordó que en 1982 invitó a científicos que evaluaban esta teoría a tomar parte en un »taller de trabajo» en la Universidad de Cambridge, donde concluyeron que era aceptada la idea de la »inflación» al comienzo del Universo, si bien –dijo– esto no fue confirmado a través de la observación hasta diez años después.

En sus declaraciones, Hawking señaló que la inflación puede generar »olas gravitacionales», algo que fue confirmado ayer por científicos de la universidad estadounidense de Harvard.

El Centro Harvard-Smithsonian para la Astrofísica de Massachusetts (EE UU) reveló que ha detectado por primera vez mediante un telescopio en el Polo Sur las »ondas gravitacionales primordiales» que se generaron tras el Big Bang.

El equipo dirigido por John Kovac ha logrado percibir por primera vez mediante el telescopio BICEP2 instalado en el Polo Sur, en un pequeño retazo de cielo, esas ondas gravitacionales, consideradas el Santo Grial de la cosmología al probar diversas teorías.

Siempre interesado en el futuro del Universo, Hawking cree que la especie humana »se enfrenta a una extinción inminente» si no se conquistan »nuevos mundos a través del cosmos».

En una entrevista en el programa científico Planet del Canal 4 británico, Hawking estimó que habrá asentamientos humanos en la Luna »dentro de 50 años» y que, en esa época, el hombre estará en el camino de poner un pie en Marte.

En el planeta rojo, según sus teorías, no se vivirá hasta 2100.

»Nuestro planeta es un viejo mundo, amenazado con una población cada vez mayor y con recursos finitos. Debemos anticipar esas amenazas y tener un plan B», declaró Hawking.

»Si la especie humana quiere sobrevivir más allá de los próximos 100 años, es imperativo que atraviese la negrura del espacio para colonizar nuevos mundos a través del cosmos», agregó.

Big bang: la primera prueba de la expansión del universo

Científicos estadounidenses aseguraron haber encontrado signos de »ondas gravitacionales», primera prueba de la inflación cósmica o expansión del Universo después del Big Bang.

El científico argentino Carlos Kozameh consideró »sumamente importante» este descubrimiento, ya que »probaría además la Teoría de la Relatividad anunciada por Albert Einstein hace casi 100 años».

A través del telescopio »Bicep2», instalado en el Polo Sur, los investigadores detectaron esos signos en radiaciones cósmicas de fondo, informó la Universidad de Harvard en Cambridge (Massachusetts), descubrimiento que según expertos es digno del Nobel.

Las ondas gravitacionales »fueron previstas por la Teoría de la Relatividad de Einstein en 1917, pero aún no habían sido detectadas», explicó a Télam Kozameh, investigador principal del CONICET.

 

»Nuestro planeta es un viejo mundo, amenazado con una población cada vez mayor y con recursos finitos. Debemos anticipar esas amenazas y tener un plan B», declaró Hawking.
»Esto –dijo– es una evidencia de que existen porque lo que se ve es el efecto de una onda gravitacional primordial sobre la radiación cósmica de fondo, que es radiación electromagnética emitida cuando el universo tenía tan solo 380 mil años de edad».
Kozameh, colaborador en el Observatorio de Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales, graficó el hallazgo con un ejemplo.

»Si tengo aire y explota una bomba –expuso–, la onda expansiva hará que en el aire se vean zonas de mayor y menor presión. Una onda gravitacional sería equivalente a la onda de presión: lo que se observó es que la materia que se puede ver con la radiación cósmica de fondo tiene zonas de mayor y menor temperatura». La radiación cósmica de fondo »se puede detectar con determinados aparatos», precisó Kozameh y agregó: »al recibir esas radiaciones le estamos sacando una foto al Universo cuando tenía unos 500 mil años, es decir, a cómo era la materia en ese momento, donde no había aún estrellas ni planetas sino sólo átomos dando vueltas». Esto es »sumamente importante», enfatizó, ya que Einstein predijo la existencia de las ondas gravitacionales que »nunca habían sido observadas, descubrimiento que se consigue casi 100 años después» de enunciar su teoría.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here