Adiós tabaco: 10 alternativas para dejar de fumar

Desde los métodos de sustitución de nicotina hasta la hipnosis, existe una extensa variedad de métodos que los argentinos ponen en práctica para dejar de fumar. Entre los más recomendados por los profesionales se encuentran las terapias farmacológicas, como la sustitución de nicotina, la vareniclina y el bupropion. De acuerdo con los especialistas, la eficacia de estos fármacos está comprobada científicamente, duplicando y triplicando las tasas de abandono del tabaquismo.

1- Parches de nicotina

Los parches son una de las terapias de sustitución de nicotina que ayudan a dejar el tabaco porque reemplazan los efectos psicoactivos positivos asociados con fumar cigarrillos. El parche de nicotina se vende sin receta y suministra una cantidad continua al cuerpo a través de la piel. Se comercializa en distintas concentraciones y la dosis disminuye gradualmente. Por lo general, en ocho semanas se puede dejar de fumar a través de este método.

2- Chicles de nicotina

El chicle de nicotina es otra forma muy utilizada para abandonar el hábito de fumar. Disponible en dosis de dos y cuatro miligramos, también se comercializa sin necesidad de presentar recetas. Al masticarlo, el chicle libera en el torrente sanguíneo una cantidad determinada de nicotina.

3- Atomizador

El atomizador nasal de nicotina se comercializa desde 1996 y sólo puede utilizarse bajo receta. Se trata de una botella de bomba con nicotina que las personas inhalan cuando sienten necesidad de fumar.

4- Inhalador

Este dispositivo -una boquilla pegada a un cartucho de plástico- es otro de los métodos de sustitución de nicotina. A diferencia del cigarrillo convencional, la nicotina viaja a la boca y no llega a la garganta.

5- Cigarrillo electrónico

Es uno de los métodos para dejar de fumar que más se comercializa en el mundo. Sin embargo, en Argentina está prohibida su venta bajo el fundamento que aún no está comprobada su eficacia y que podría ser perjudicial para la salud.

6- Bupropion

El bupropion es otro fármaco utilizado para dejar de fumar tabaco. Se trata de un antidepresivo con propiedades psicoestimulantes. Además, es el primer medicamento sin nicotina cuya eficacia quedó demostrada científicamente. Funciona como un inhibidor de noradrenalina y dopamina, simulando los efectos de la nicotina.

7- Vareniclina

Este medicamento tiene una acción triple. En primer lugar, activa los receptores que bloquean la respuesta a la nicotina, por lo que disminuye el deseo de fumar. Además, disminuye la sensación de abstinencia y evita la asociación del tabaco con el placer.

8- Técnicas cognitivas conductuales

Esta es una forma de dejar de fumar con apoyo psicológico y es muy eficaz en los casos de una dependencia muy fuerte del cigarrillo. Entre los métodos que suele utilizar el psicólogo para reforzar la decisión de dejar el cigarrillo, se destacan las técnicas de relajación y autocontrol.

9- Hipnosis

La hipnosis es una terapia alternativa centrada en terminar con la dependencia emocional del tabaco. Por ello, consiste en trabajar sobre el subconsciente de la persona para controlar el impulso de fumar. Se recomiendan entre cuatro y ocho sesiones para lograr el objetivo deseado.

10- Acupuntura

Otra técnica alternativa para dejar de fumar es la acupuntura. Gracias a ella, se puede reducir la ansiedad y el nivel de dependencia de la nicotina. Para contrarrestar esta adicción, las agujas se sitúan en orejas y otros puntos relajantes, como cabeza, espalda y piernas.

Autor: Salud.com.ar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here