La mente detrás de “El Patrón del mal”: “Sólo Escobar desafió al Estado”

El furor por la telenovela “El patrón del Mal” que narra la vida de Pablo Emilio Escobar Gaviria es tal que hasta el titular de la Secretaría de la Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (SEDRONAR), Juan Carlos Molina, pidió que la producción televisiva colombiana no »marque la agenda».  

Lo que pocos saben es que esta novela tiene su génesis en la investigación que realizó Fabio Alonso Salazar Jaramillo y que publicó en 2000, hace ya trece años. Este periodista que llegó a ser alcalde de Medellín vivió, sufrió y estudió las historias de Escobar que marcaron a fuego la región de Antioquia y a toda Colombia.

¿Cómo es posible que se haya llegado a tal nivel de fascinación por una serie de la que hasta los políticos locales hablan? ¿Escobar era un criminal o un Robin Hood? Para responder estas preguntas INFOnews entrevistó a Alonso Salazar, autor de “La parábola de Pablo” el libro en el que se basó la serie.

“Escobar es un criminal. Tanto en el libro como en la serie se muestran todos los crímenes que ejecutó: jueces, magistrados, policías, directores de medios… es un hombre siniestro».

INFOnews: Sin embargo se lo ha retratado como un “Robin Hood”

Alonso Salazar: Hubo una época que quiso tener liderazgo social e hizo cosas como construir 500 viviendas para gente que vivía en tugurios. De ahí vino esa imagen. La principal revista colombiana, Semana, tituló “El Robin Hood paisa”, pero es mucho más grande el mito que multiplica sus obras benefactoras y justifica las crueldades.

¿Cree que la telenovela y el libro perjudicaron la imagen de Colombia?

Con respecto a la serie de televisión hay muchas polémicas. Creo que sería como si Estados Unidos se preocupara por series de gangsters o de Al Capone. Pensar que la imagen de un país depende de una serie es muy localista.

El narcotráfico, 20 años después de Escobar

Salazar Jaramillo conoce muy bien el tema del narcotráfico. A comienzos de la década del noventa publicó un libro clave sobre la violencia urbana colombiana “No nacimos pa’ semilla”. Allí relata las historias de jóvenes sicarios. El texto es de lectura obligada en universidades, las oficinas y diversos ámbitos de Medellín.

“La lucha contra el narcotráfico ha sido un fracaso, no la lucha contra los narcotraficantes. Se van pasando de una generación a otra pero se los puede vencer”, opina Salazar.

“La lucha contra el narcotráfico ha sido un fracaso, no así la lucha contra los narcotraficantes. Se van pasando de una generación a otra pero se los puede vencer”

Para el escritor, el narcotráfico sufre una especie de metamorfosis: “Se trasforma. Ya no es un monopolio de los narcos colombianos”. Además, da cuenta de una expansión de dos tipos: por un lado, en los sistemas financieros “que es más invisible”. Por otro, se da “una generalización de formas de violencia urbana asociadas a la penetración de las drogas”.

Sin embargo, ve señales de un posible cambio respecto al tema de la marihuana, aunque la actitud debe ser multilateral: “Varios países han mencionado el tema de la despenalización. Todo esto es insuficiente si no se produce una definición en el gobierno de EE.UU. Barack Obama dijo que el alcohol era más peligroso que la marihuana”.

“Es absurdo que mientras que en EE.UU. se legaliza la marihuana, en Colombia haya que seguir deteniendo al que produce”, agregó.

IN: ¿Cuál es la diferencia entre Escobar y otros narcos?

AS: La diferencia entre Escobar y otros narcos como Joaquín “el Chapo” Guzmán es que ninguno se enfrentó al Estado. Lo desafió a través de formas de acción que tradicionalmente se usan en la lucha política como el terrorismo. Desafió también a la sociedad entera porque decidió asesinar a los candidatos presidenciales de muy distintas corrientes. En eso reside la diferencia.

Desde la época de Escobar a esta parte hubo cambios en el narcotráfico en Colombia: “Antes eran grandes organizaciones que concentraban el negocio. Hoy es más diverso, surgen más capos, con reinados más cortos”, indicó el autor. Cabe replantarse los modos de vencer al narcotráfico, una misión hasta ahora, imposible. 

Fuente: Infonews

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here