Disturbios tras el show de Mon Laferte en Viña del Mar 2020:

La cantante chilena volvió a dejar en claro su postura en contra del gobierno de ese país. Y hubo 31 detenidos.

Este lunes, en la segunda noche del Festival de Viña del Mar, en Chile, el momento más destacado llegó con la presentación de la cantante Mon Laferte.

«Es tan difícil quedarse callada cuando uno lo vivió en carne propia… Porque no toda la gente sabe lo que es cagarse de hambre de verdad», arrancó la artista.

Y agregó: «Si me tienen que llevar presa por decir lo que pienso, métanme presa».

El domingo, el día del arranque del Festival, ya había habido incidentes en los alrededores de la Quinta Vergara, sede del encuentro, que incluyeron saqueos y quema de vehículos.

En el evento abundan las consignas, pancartas y cánticos contra el gobierno de Sebastián Piñera -una continuación de las manifestaciones que arrancaron el año pasado- y se hacen continuas referencias al plebiscito que los chilenos celebrarán el 26 de abril para definir si quieren o no una nueva Constitución y los mecanismo para elaborarla.

“¡Gaviota, gaviota!”, empezó a gritar el público durante el show de Laferte, un acto que se repitió una y otra vez a lo largo del concierto.

Finalmente, se confirmó lo que se preveía: la cantante, local en Viña, se llevó una Gaviota de plata y una de oro -como ya logró en su primera presentación en el festival, en 2017- pero no la de platino, a pesar de que también la pedían para ella.

La compositora anunció que donará las estatuillas a una fundación. Al recibirlas de mano de los presentadores del festival, María Luisa Godoy y Martín Cárcamo, la cantante, emocionada, optó por no decir nada. Luego, habló.

“Como símbolo de que Chile está en un momento muy especial, difícil, a modo significativo yo voy a entregar mi gaviota. Yo no quería venir a celebrar un festival. Se la voy a dar a alguien que necesite. El cariño ya me lo llevo. Esto no es una ofensa, para nada”, afirmó

También, Laferte había invitado a medio centenar de cantautoras y compositoras de folclore chileno al escenario, y con una de ellas -la cantante Francisca Valenzuela-, bailó dos cuecas en las que usó un pañuelo verde, símbolo del aborto libre, seguro y gratuito.

 


Fuente: Clarín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here