Al Hombre Araña le queda tela

Marc Webb, el encargado de recoger el guante como director de la renovada saga sobre Spider-Man, afirmó que en la segunda entrega, que se estrenará en mayo de 2014, »la presión siempre va a existir y sentirla es incluso sano, pero aún tengo cosas que demostrar».

En declaraciones a Efe en el marco de la Comic-Con, la feria dedicada a la cultura popular más importante de EE UU, el cineasta expresó: »Todos teníamos claro que había una película mejor que hacer y nos centramos en conseguir un producto genial. Quisimos arriesgar y hacer algo emotivo, sorprendente, sin perder de vista nuestro discurso sobre la naturaleza del tiempo. Fue liberador», apuntó Webb, quien presentó un avance de la cinta a miles de fans.

El cineasta, que retomó el camino trazado por Sam Raimi en la saga original, admitió que el buen rendimiento de la primera cinta, que recaudó 750 millones de dólares en todo el mundo, hizo que disfrutara más del rodaje de esta continuación, algo a lo que también contribuyó que todo el equipo ya se conocía.

LEÉR MÁS  Murió Marie Fredriksson

»Resultó mucho más divertido. La primera fue más difícil por distintas obligaciones. Éramos todos nuevos. Ahora nos conocemos bien, nos queremos y creo que la gente va a percibir esa alegría que sentimos haciéndola», sostuvo.

The Amazing Spider-Man, que llegará a los cines en mayo de 2014, volverá a contar con Andrew Garfield (Peter ParkerSpider-Man) y Emma Stone (Gwen Stacy) como protagonistas, esta vez acompañados por un villano de altura, Electro, encarnado por Jamie Foxx.

»Quería un villano que fuera increíblemente poderoso», reconoció Webb. »Hay algo en Electro que le hace asemejar a un dios. Como Poseidón o Zeus, es alguien que consigue atraer una fuerza de la naturaleza, en este caso la electricidad. Dar un enemigo así para Spider-Man, capaz de barrer del mapa cualquier cosa, me pareció una idea terrorífica», añadió.

LEÉR MÁS  Murió Marie Fredriksson

Al director de 38 años, que antes de reiniciar esta franquicia sólo había rodado un largometraje (la romántica 500 días con Summer), le atrajo la idea de »crear» un enemigo »muy visual» y »cinematográfico» que reflejase »cómo se comportarían nubarrones, rayos y truenos dentro de una persona».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here