Ya opera el banco de los BRICS

El Nuevo Banco de Desarrollo (NBD), la entidad financiera multinacional impulsada por las cinco potencias emergentes del grupo de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), empezó a operar hoy en Shanghái.

El NBD tendrá su sede central en Shanghái, China, un presidente indio, un director brasilero y la autoridad de la entidad en Rusia, mientras que su oficina regional estará en Sudáfrica.

La nueva institución es una alternativa al Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), »dominados por Estados Unidos», según explica en el portal oficial del NBD su director, el indio Kundapur Vaman Kamath, citado por EFE.

Kamath, junto al ministro chino de Finanzas, Lou Jiwei, y el alcalde de Shanghái, Yang Xiong, celebraron hoy la apertura formal de la institución en un hotel de la capital financiera china, según informó Xinhua.

El banco aspira a financiar una mayor cooperación entre los cinco países, que suman el 41,4% de la población mundial y más del 25% del producto interno bruto (PIB) del planeta, y al contrario que el BM, que asigna votos según la participación de capital de cada miembro, el NBD da un voto por país, y no hay vetos.

Su entrada en funcionamiento ocurre poco después de la séptima cumbre de los BRICS, celebrada en la ciudad rusa de Ufa, a principios de mes.

La creación del nuevo banco, y de un Acuerdo de Reservas de Contingencia con un fondo de 100.000 millones de dólares, aportados por China, para reaccionar ante posibles »contingencias financieras» inesperadas, desafía así el control y la influencia de los países centrales.

Los dos principales organismos financieros internacionales, el BM y el FMI, nacieron tras los acuerdos de la conferencia en Bretton Woods.

La Conferencia de Bretton Woods, conocida formalmente como la Conferencia Monetaria y Financiera de las Naciones Unidas, fue la reunión de delegados de las 44 Naciones aliadas en el hotel Mount Washington, situado en Bretton Woods, New Hampshire, Estados Unidos, del 1 a 22 de julio de 1944, para regular el sistema monetario y el orden financiero mundial después del final de la Segunda Guerra.

Los acuerdos alcanzados fueron ejecutados después de que se estableció el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), que es parte del actual Grupo del Banco Mundial, y del Fondo Monetario Internacional (FMI).  Fuente: EFE y Télam

{jathumbnail off}

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here