Templeton reformula su cartera

Michael Hasenstab, gestor de fondos «estrella» de Franklin Templeton, se está posicionando en monedas de refugio y está reduciendo sus tenencias masivas en mercados emergentes después de que dos de sus mayores inversiones fracasaran en agosto.

El gestor del fondo duplicó la exposición al yen al 40% en u$s 30.000 millones Templeton Global Bond Fund en el tercer trimestre, según una presentación reciente. También agregó posiciones largas en la corona noruega y la corona sueca y está aumentando la liquidez incrementar el efectivo en sus fondos, dijo públicamente.

Es que los activos netos totales en el fondo de bonos globales cayeron en u$s 3.000 millones entre julio y septiembre, ya que una participación masiva en Argentina se vio afectada por el incumplimiento del país, es decir, por el reperfilamiento de los vencimientos de la deuda. El fondo también mantenía una enorme posición corta en los bonos del Tesoro de Estados Unidos cuyos rendimientos cayeron a un mínimo de tres años.

LEÉR MÁS  Que pasa con el lunes 18 de noviembre

«Varios factores de riesgo globales aumentaron, lo que eleva la necesidad de cubrir algunas de nuestras exposiciones al riesgo cambiario y contrarrestar nuestra cobertura de tasas de EE.UU.», dijo Hasenstab, quien supervisa más de u$s 100.000 millones. En esa línea, agregó: «El potencial para un evento geopolítico parece mayor de lo que ha sido en décadas, dadas las tensiones continuas entre las principales potencias mundiales».

Templeton’s Global Bond Fund tuvo un rendimiento inferior al 80% de sus pares este año, perdiendo un 1,3% en comparación con un rendimiento de alrededor del 7% de los bonos del Tesoro. El fondo obtenido un rendimiento del 2,3% en los últimos tres años, según muestran datos de Bloomberg.

El fondo mantiene su corto del Tesoro, pero cambia el enfoque a aquellos con vencimientos más largos, según el informe. Hasenstab argumenta que los mercados continúan sobrevalorando los bonos a largo plazo dado el aumento del gasto deficitario y el aumento de la deuda.

La duración promedio en el Global Bond Fund, una medida de la sensibilidad a los cambios en las tasas, se incrementó a menos 1,39 años a fines de septiembre, según las presentaciones. A fines de junio fue un mínimo histórico de menos 2,82 años.

LEÉR MÁS  Baja el dólar

Si bien Hasenstab sigue viendo valor en los mercados emergentes, dice que ahora está «dimensionando y cubriendo» posiciones para riesgos individuales. Una participación del 14% en bonos brasileños, por ejemplo, está siendo compensada por una posición neta negativa en el dólar australiano, según el informe.

«Las estrategias de inversión que pueden haber funcionado bien en la última década no tienen tanta probabilidad de ser efectivas en la próxima», declaró Hasenstab. «Los inversores deben prepararse para los desafíos actuales mediante la creación de carteras que puedan proporcionar una verdadera diversificación contra los riesgos altamente correlacionados presentes en muchas clases de activos», agregó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here