Se aprobó la ley de talles, pero los comerciantes dicen que no se puede aplicar

Talles distorsionados, prendas apretadas y modelos excesivamente delgados. Muchas veces encontrar una prenda de vestir en la provincia es casi una misión imposible para quienes no responden a esos »estándares».

Ahora, en Mendoza, buscan que se garantice la disponibilidad de todos los talles, sin discriminación. La Cámara de Diputados sancionó recientemente la Ley de Talles. La provincia será la única del país en aplicar una legislación de ese tipo. De ahora en más, todos los comercios de ropa deberán tener a su disposición prendas en todos los talles que marca la Tabla de Medidas Corporales Normalizadas de acuerdo con lo que rigen las Normas IRAM.

»El objetivo es que la persona no se sienta discriminada por no poder utilizar la prenda de vestir que necesita para poder desarrollar su actividad cotidiana con total normalidad», dijo Hugo Babolené, autor del proyecto.

Con esta norma se busca el equilibrio que debe ofrecer a todas las personas aquella indumentaria que sea accesible para su estructura física y masa corporal, sin pretender asumir un peso contrario a la salud mental y física.

LEÉR MÁS  Se estima que cuatro de cada 10 argentinos no llegan a fin de mes

Para el empresario local, Adolfo Trípodi, titular de la FEM (Federación Económica de Mendoza), la medida es »muy buena» pero será de »muy difícil aplicación».

»Estamos hablando de una cuestión de salud pública con un problema que lo sufre más del 80% de la población. Cualquier ciudadano normal no consigue ropa poder vestirse, sobretodo hay un tema muy especial que es en las adolescentes que están entre niños y jóvenes cuando su cabeza se está formando. Les tratan de meter en la cabeza que si no encaja en determinados cánones de la moda no es lindo, o linda», argumentó el titular del FEM.

Trípodi cree que la normativa afectará notable al sector en cuestión. »Acá hay un punto de la ley que nadie tiene en cuenta que el comerciante deberá contar una amplia gama de talles, lo que perjudicará al pequeño y mediano negocio debido a que tendrá que hacer una inversión mayor en adquirir prendas de otros tamaños», dice.

LEÉR MÁS  El riesgo país bajó 1,4% hasta los 2.367 puntos básicos

Se exceptúa de esta obligación a los productos discontinuos o en liquidación por fuera de temporada, circunstancias que deberá ser anunciada al público mediante carteles.

Los comerciantes tendrán que garantizar una variedad de ocho talles –desde el más chico al más grande– en concordancia con lo que dicen las normas 75.300 del Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM) que establecen cuáles deben ser las medidas para la confección de prendas.

fuente: VoxPopuli

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here