Recursos extra al programa Progresar: Se le asignaron $45.000 millones del Aporte Solidario

La distribución de fondos recaudados entre las mayores fortunas del país casi triplicó los recursos para las becas de incentivo para estudiantes de todos los niveles.

La distribución de fondos generados por el Aporte Solidario y Extraordinario, impactó positivamente en el programa de becas Progresar. El 20% de lo recaudado por la contribución impuesta por ley a las personas con fortunas superiores a los 200 millones de pesos, es decir unos 45 mil millones de pesos, reforzará los fondos asignados a las becas del mencionado programa.

El programa Progresar, bajo la órdibta del Ministerio de Educación, está pensado para acompañar a las y los estudiantes con un incentivo económico y un importante estímulo personal en todos los niveles de formación durante su trayectoria educativa y/o académica. El crédito presupuestario para el pago de becas contaba con un fondo inicial de poco más de 25 mil millones de pesos. La asignación de una parte de los recursos recaudados a través del Aporte Solidario permitirá elevarlo por encima de los 70 mil millones de pesos.

Se estima que un monto de 42.409 millones de pesos de dicho incremento presupuestario, será destinado directamente al pago de becas, que incluyendo el incremento en el valor de las becas previsto para el presente mes de agosto, permitiría extender el beneficio a aproximadamente a 1003.770 estudiantes. Para septiembre, se proyecta que a partir de la nueva inscripción se supere el millón de becarios y becarias, considerando que al 30 de julio se han inscripto 115.387 aspirantes al programa.

Ante la crisis sanitaria y la gestión de Mauricio Macri, durante el cual el programa entró en decadencia, el ASE se volvió un recurso fundamental para mantener vigente el Programa. Durante el gobierno de Cambiemos, se congeló el monto de la beca y los beneficiarios y universidades denunciaron bajas arbitrarias en el beneficio, hasta febrero de 2018. Fue cuando se anunció la renovación de las becas pero modificando su principio sustancial -el de garantizar el acceso y permanencia en la formación académica- al transformarse en un sistema de becas basado en el mérito académico, con lo que redujo casi a la mitad la cantidad de beneficiarios/as del Programa.

El presupuesto ejecutado para estas becas cayó alrededor de 35 por ciento en términos reales entre 2015 y 2018 por la baja de beneficiarios y el atraso de los montos del subsidio frente a la inflación.

En agosto de 2019, luego de la derrota en las PASO, el gobierno de Cambiemos anunció un aumento del 40 por ciento en el monto de las becas. Sin embargo (aun considerando el aumento de enero de 2018), quedó relegado frente a la inflación.

La distribución de fondos recaudados a partir del Aporte Solidario de contribuyentes con patrimonios superiores a los 200 millones de pesos, se realiza de acuerdo a lo previsto en la Ley 27.605. Esos fondos deben destinarse a financiar la política sanitaria (20 por ciento); subsidiar a las PYMES para sostener los puestos de trabajo (20 por ciento); inyectar más recursos en las becas Progresar (20 por ciento), mejorar condiciones habitacionales de los barrios populares (15 por ciento) y apuntalar la inversión en el sector gasífero (25 por ciento).

 


Fuente: Página|12

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here