Los principales desafíos tras los cambios en el Banco Central

La renuncia de Juan Carlos Fábrega como director del Banco Central de la República Argentina (BCRA) y el ingreso, en su reemplazo, del ex titular de la Comisión Nacional de Valores (CNV) Alejandro Vanoli despertó una serie de interrogantes sobre las razones del cambio y la nueva etapa que se abre en torno a la política monetaria argentina. En este sentido, INFOnews consultó a los economistas Horacio Rovelli y Miguel Kigel que brindaron su opinión al respecto.

Para Horacio Rovelli, la causa de la salida de Fábrega se explica por »la necesidad de disciplinar a los mercados con el objetivo de reestablecer las reglas de juego. Fábrega es un liberal por consumancia. Se oponía a la intervención del Estado y sostenía que el tipo de cambio solo debía regirse por el mercado».

Además, consideró como un hecho positivo la designación de Vanoli al frente del BCRA. »Es un hombre de bien y de acción. Es un convencido de la necesidad de la intervención del Estado y, durante su gestión en la CNV, hizo modificaciones importantes para intervenir en las operaciones de Bolsa».

LEÉR MÁS  ENTREVISTA a Sergio Palazzo de La Bancaria, sobre la etapa de transición del nuevo gobierno

Rovelli insistió en la necesidad de modificar la Ley Penal Cambiaria. »Data de 1971, ya no sirve para la sociedad actual. Le permite al BCRA intervenir en una cueva, pero no al Gobierno. El delito es evidente en algunos casos pero no se puede hacer nada», evaluó, al tiempo que consideró que »la Superintendencia de Entidades Financieras Cambiarias debería tener mayor injerencia que la que tuvo durante la gestión de Fábrega».

En tanto, para Miguel Kigel la salida de Fábrega del BCRA »no fue sorprendente» y tuvo que ver con el discurso que brindó anoche la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en Casa Rosada. »Las críticas de la Presidenta fueron muy fuertes e imagino que Fábrega se vio forzado a renunciar».

En cuanto al desempeño de Fábrega al frente del BCRA consideró: »Era un banquero central más bien clásico, con una gestión responsable. Se ocupó de tratar de frenar la inflación, de mantener el equilibrio de la política cambiaria, pero no pudo lograr un tipo de cambio competitivo».

LEÉR MÁS  El costo de la construcción aumentó 4,2% en octubre

Consultado sobre la posibilidad de modificar la Ley Penal Cambiaria para combatir los movimientos especulativos, Kigel sostuvo que »la especulación no se frena con mayor regulación, sino con políticas cambiarias acordes como el manejo de la tasa de interés».

Por último, explicó que el principal desafío que tendrá que enfrentar quien dirija el Banco Central en los próximos meses será lograr achicar la brecha entre el dólar oficial y el blue o ilegal. »Vanoli es una persona capaz, con muchos años de experiencia en el mercado de capitales. Está técnicamente preparado para el cargo», concluyó. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here