Las cuotas de los colegios privados y la medicina prepaga fueron los servicios que más subieron durante junio, cuando una familia necesitó más de $ 220 mil para ser de clase media.

Las cuotas de los colegios privados y la medicina prepaga fueron los servicios que más subieron durante junio, cuando una familia necesitó más de $ 220 mil para ser de clase media.

Los datos fueron elaborados por el Centro de Educación al Consumidor, que detectó también fuerte aumentos en bebidas y comestibles envasados.

En junio, una familia tipo porteña necesitó $ 222.671 para afrontar sus gastos, según informaron. Para contratar los servicios básicos, se necesitaron unos $ 161.400, mientras que para comprar productos se debieron destinar unos $ 61.200.

Las subas más fuertes en supermercados fueron en bebidas (11,73%) y comestibles envasados (5,36%), mientras que los servicios que más subieron en junio fueron cuotas de colegio (11%) y medicina prepaga (10%).

LEÉR MÁS  Alberto Fernández: "Seguimos cumpliendo con nuestras jubiladas y jubilados"

Los cálculos de gastos para el hogar incluyen alquiler de vivienda, un auto de 10 años de antigüedad, abono de medicina prepaga, cuota de un colegio privado de dos niños y abono familiar en un club.

Teniendo en cuenta esos gastos, una familia necesitó en junio $ 7.422,37 diarios para afrontarlos.

Además requirió $ 2.041 para adquirir productos de consumo masivo y $ 5.381,14 para contratar servicios.

Entre los productos que más aumentaron, el Centro detectó: harina Favorita (de $ 79.69 a $ 84.08); sal fina Dos Anclas ($ 75.99 a $77.51); jabón en polvo Zorro ($135.36 a $ 192.99); lavandina Ayudín ($ 63.06 a $ 64.32); papel higiénico Higienol ($ 285.59 a $ 291.3); y pasta dental Odol ($ 104 a $ 106.08).

LEÉR MÁS  Massa: "La jubilación mínima pasará de $37.525 a $50.353"

Entre las subas más fuertes en alimentos, el kilo de zanahorias subió 201,05% (costaba $ 63,39 en julio 2021 y actualmente vale $ 190,83). En tanto, el kilo de cebolla blanca pasó de $ 61,19 a $ 148,06, lo que representa una variación de 141,97% en un año. El kilo de carne picada común valía $ 317,80 hace un año, mientras que ahora está $ 724,82 (128,08% más caro). El único producto que bajó fue el kilo de papas, que costaba $ 80,20 y ahora se encuentra en $ 78,60, un 1,99% menos. Los alimentos acumulan un alza del 66,4% en los últimos doce meses, según el INDEC, por encima del costo de vida del 64%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here