La escasez de leche benefició a los productores mendocinos

Los supermercados están recibiendo artículos en cuotas diarias y los precios superan los $ 40 el litro.

Desde hace, al menos, una semana que los consumidores de productos lácteos han notado la falta de leche en los supermercados, o la existencia de una única marca que no se consigue por menos de $ 40, y que en muchos casos compraron a más de $ 60. La marca incluida en Precios Cuidados raramente se ve en las góndolas y en la lista del programa oficial ya no publica el precio al que debería venderse.

Ante el aumento de los precios de los lácteos de las llamadas “primeras marcas” los tamberos locales notaron aumentos de hasta el 300% en su demanda, y debieron adaptarse rápidamente para cubrir las exigencias de los clientes. Sin embargo, admiten que “no dan abasto” y también en algunas firmas se ven carteles que anuncian que se venden “hasta tres unidades por cliente”.

Rubén Ferrero, dueño de la empresa Yogurlac, señaló que la falta de leche responde al desabastecimiento en la “cuenca lechera Argentina” y que no afectó la provisión de su empresa ya que compran en los tambos locales. “En Mendoza han quedado alrededor de cinco tambos, y aunque la leche es más cara porque cuesta más mantener al animal no tenemos costos asociados al transporte como sí los tienen las grandes compañías”, señaló.

“La leche nos sale el doble que a la Pampa húmeda, pero el tambero me la trae directamente a la fábrica, la pasteurizamos y la vendemos al público, conservando la máxima calidad. Pero ahora tratamos de abastecer la demanda y de mantener los precios bajos; estamos vendiendo una cuota de tres leches por cliente a $ 80 y actualizamos los precios cada tres meses, aunque recibimos subas de costos cada 15 días”, contó Ferrero.

Igualmente, Valentino Capellano, dueño de La Alborada y tambero mendocino, señaló que por ahora no saben qué podrá suceder en materia de precios y que actualmente les están solicitando más cantidad de productos porque tienen precios al menos 20% más bajos que los de las marcas comerciales. No obstante, explicó que no están exentos de los constantes aumentos de costos que tienen el resto de las industrias y “antes de empezar a trabajar”, se levanta a “remarcar”.

LEÉR MÁS  Reuniones de disidentes del peronismo

Por otro lado, desde los hipers reconocieron el problema e indicaron que hasta la fecha han recibido listas de precios con aumentos promedios del 30% y explicaron las causas.

“Donde estamos teniendo un cuello de botella, por niveles de entrega, es con las leches, y no todas las categorías, sino las de precios cuidados o las que tienen precios alrededor de $ 30, porque los proveedores están entregando ‘cuotificados’, cuotas fijas más allá de la demanda de alrededor de 90 unidades por sucursal. En el resto de los productos lácteos el abastecimiento es relativamente estable, la manteca tuvo en algún momento complicaciones para la entrega pero el resto no”, explicaron desde uno de los hipermercados más grandes de la provincia.

En los supermercados barriales los empleados cuentan que solo están recibiendo la marca La Serenísima (leche líquida por litro en sachet o caja) y La Armonía falta desde hace tiempo. Se trata de la marca incluida en el programa de Gobierno que debía tener un precio inferior a los $ 30, aunque hoy no está publicado su valor. En los mayoristas aseguran que no faltan marcas ni productos, pero puede verse en los mismos establecimientos que las marcas con valores de entre $ 25 y $ 37 son las primeras que se venden, y ante los problemas de abastecimientos en los comercios de barrio, advirtieron que están vendiendo mucho más rápido sus stocks.

Mayor surtido en mayoristas
El empresario mayorista Rubén David, propietario de Oscar David, explicó que a muchas empresas no les están vendiendo y eso hace que todo el consumo se vuelque a los grandes comercios. “Estamos trabajando con las mismas marcas que siempre hemos tenido, pero si se vuelcan a comprarnos todos es difícil abastecer el mercado”, señaló.

LEÉR MÁS  Otra señal de la crisis: llega a 30% morosidad en el pago de expensas

En cuanto a los precios, David comentó que desde enero hasta la fecha han recibido listas de precios con aumentos que acumulan un 30%.

Finalmente, desde Maxiconsumo, explicaron que no tienen faltantes pero “si mucha demanda” y “una marca puntual” que no están recibiendo. “Cuando un producto escasea todo el mundo sale a buscarlo y se aumenta el problema, lo mismo ha sucedido en otras oportunidades con el aceite y con el azúcar”, explicó una de las encargadas que comentó además que no han visto aumentos excesivos, pero si constantes, pero una de las marcas más accesibles, que vendían a $36 la semana pasada, hoy la tienen en $37 (precios para compras mayoristas).

Las razones del desabastecimiento
Los excesos de precipitación en la zona del Litoral y Santa Fe, más las altas temperaturas generaron que toda la cadena de producción tuviera una merma del 10%, las industrias recibieron menor cantidad de leche y debieron planificar su producción (leches, yogures, etc.) en función de la materia prima.

Por otro lado, las exportaciones aumentaron entre un 30% y un 40% el año pasado, y las industrias lácteas produjeron más leche en polvo que años anteriores, restando materia prima para otros productos. A esto se le suma que la crisis de la Cooperativa Sancor que hizo que un participante importante del mercado bajara su producción.

Ante esta situación, Mastellone Hnos., empresa propietaria de la marca La Serenísima, emitió un comunicado en el que reconocieron que están recibiendo 15% menos de materia prima, lo que significa 400 mil litros diarios menos, por lo que debieron resignar exportaciones y postergar la elaboración de productos con mayor valor agregado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here