La AFSCA destinará $15 millones para medios sin fines de lucro

El desafío en torno a la sustentabilidad de los medios de comunicación sin fines de lucro se mantiene. Luego del exitoso lanzamiento de los dos primeros concursos del Fondo de Fomento Concursable para Medios de Comunicación Audiovisual (FOMECA), en 2013, la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) decidió distribuir, en el primer semestre de 2014, un total de $ 15 millones.

Esto implica tres veces más que el año anterior en subsidios para este tipo de medios. En la reunión del pasado 17 de febrero, además de las propuestas de adecuación de seis grupos de medios, entre ellos Clarín, el directorio de la AFSCA aprobó, por mayoría, la llamada para los dos primeros concursos abiertos del FOMECA de este año. En próximas reuniones sería inminente la aprobación de otros dos concursos que totalizarán, en conjunto, los $ 15 millones.

Según el artículo 97 (inciso f), de la Ley de Medios, la Autoridad Federal destinará el 10% de sus fondos recaudados »para proyectos especiales de comunicación audiovisual y apoyo a servicios de comunicación audiovisual, comunitarios, de frontera, y de los Pueblos Originarios, con especial atención a la colaboración en los proyectos de digitalización». En la AFSCA detallaron a Tiempo que los beneficiarios de estos subsidios son radios, canales y productoras de contenidos comunitarios, sin fines de lucro y de pueblos originarios provenientes de todo el país, incluida la ciudad de Buenos Aires.

En cumplimiento de ese artículo de la Ley, a mediados del años pasado, el organismo público puso en marcha el FOMECA, por medio de su Dirección de Proyectos Especiales. Y además lanzó las dos primeras convocatorias a concurso. En total, en las dos instancias, se distribuyeron un total de $ 4,75 millones entre 83 entidades, cuyos proyectos »fueron seleccionados por un jurado especialmente conformado para cada ocasión».

El año pasado, la AFSCA distribuyó recursos en 23 entidades sin fines de lucro y/o de pueblos originarios.
No todos los beneficiarios están en la misma situación. En el primer llamado, donde se distribuyeron más de tres millones de pesos, la Autoridad Federal benefició a 23 entidades que pudieron encarar situaciones de ampliación o mejora de su estructura edilicia y/o tecnológica. De ese total, cinco radios que no estaban operando recibieron subsidios de hasta $ 100 mil cada una para iniciar su activación. Las 18 emisoras activas restantes, obtuvieron subsidios de hasta $ 200 mil para mejorar sus equipos y edificios.

LEÉR MÁS  ENTREVISTA a Sergio Palazzo de La Bancaria, sobre la etapa de transición del nuevo gobierno

En el segundo llamado, de un millón y medio de pesos, la AFSCA apuntó a fomentar la producción de contenidos, que luego serán emitidos en medios sin fines de lucro y comunidades de pueblos originarios. Para el formato radial, se seleccionaron 30 proyectos y cada entidad ganadora recibió $ 20 mil; mientras que en el formato audiovisual la cifra ascendió a $ 30 mil y benefició a otras 30 entidades comunitarias.

Por ejemplo, desde el pueblo tucumano de Raco, ubicado a 60 kilómetros de San Miguel de Tucumán, Eva Fontdevila, responsable de la Fundación Abrojo, contó a Tiempo que ganaron el año pasado el llamado para producir contenidos. La radio FM de la Fundación está en pleno desarrollo. Ellos lograron la licencia en enero de 2013, según el régimen especial para emisoras de baja potencia (art.49 de la Ley de Medios), pero aún no transmiten. Por su cuenta compraron su transmisor y están »a punto de instalar la antena y, más o menos en un mes, vamos a estar transmitiendo» anunció Fontdevila.

El programa radial que producen tratará sobre »política, comunicación y cultura» y se llamará »Frecuencia colectiva». La Fundación tiene tiempo hasta agosto próximo para emitir el programa y que lo reciba, grabado, la AFSCA, además de una rendición económica del uso de los 20.000 pesos del subsidio.

En Villa Mercedes, Provincia de San Luis, nació en 2005 el colectivo “La Minga”, con eje en »la educación popular, con el arte y la comunicación como herramientas», según narró a este diario Estela Beatriz Domínguez, una de las integrantes de la actual entidad sin fines de lucro. Después de un continuo crecimiento, desde hace tres años se constituyeron en Asociación Civil »para poder participar de estas líneas de financiamiento».

LEÉR MÁS  ENTREVISTA a Sergio Palazzo de La Bancaria, sobre la etapa de transición del nuevo gobierno

A pesar de los tironeos de la administración puntana, que responde a los hermanos Rodríguez Saá, con el gobierno nacional, La Minga logró acceder a su propio programa radial en la emisora de la Universidad Nacional de San Luis. Se emitió durante ocho años y culminó el año pasado. Filmaron cada programa y cada una de las actividades artísticas y culturales que llevaron adelante en espacios públicos. Así tomó forma la idea de desarrollar primero una señal de radio propia, que trabaja desde hace cuatro años, y luego concretar producción audiovisual.

»Estamos esperando el otorgamiento de la señal», señaló Domínguez, en referencia a su radio FM, que debe aprobar la AFSCA. Pero el año pasado ganaron por partida doble: por un lado, con el concurso »Diga 33 (%)» organizado por AFSCA-CENOC para producción en formato radial y, por el otro, ganaron el FOMECA 2 para formato audiovisual con »mucho menos monto» y dirigido a »aquellas organizaciones que están en proceso de legalizar sus frecuencias radiales o producciones de contenidos».

Para este semestre, desde AFSCA prevén que se podrá financiar el desarrollo de 200 nuevos proyectos de entidades sin fines de lucro y comunidades de pueblos originarios, »con licencia, autorización o reconocimiento vigente», a un promedio de »$ 75 mil pesos» para cada ganador.

Las cifras del 2013

El año pasado, la AFSCA distribuyó recursos en 23 entidades sin fines de lucro y/o de pueblos originarios. En promedio, cada proyecto recibió 200 mil pesos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here